Rodolfo Hernández recibió renuncia de Paola Ochoa como “ejemplo de amor”

Según un comunicado, el candidato santandereano espera que la periodista pueda restaurar su vida privada, puesta en el ojo público tras aceptar ser su fórmula vicepresidencial

Compartir
Compartir articulo
Rodolfo Hernández seleccionó a Paola Ochoa como candidata Vicepresidencial.
Rodolfo Hernández seleccionó a Paola Ochoa como candidata Vicepresidencial.

Mediante un comunicado que fue compartido en las redes sociales de Rodolfo Hernández, el candidato presidencial aceptó públicamente la renuncia de quien fue su fórmula a la vicepresidencia durante tres días, la periodista Paola Ochoa.

Según la carta de Hernández, la expanelista de la emisora Blu Radio lo llamó a primera hora de la mañana para hacerle saber que se haría a un lado de la campaña para atender sus problemas familiares en privado, fuera de la vista de los medios de comunicación.

El ingeniero aseguró que, “cuando escuché sus motivos, me llené de más admiración por ella”. La calificó como “una mujer valiente, preparada y decente, que hoy ha puesto a su familia por encima de todo y así debe ser”.

Además, el candidato independiente señaló que el amor familiar y las obligaciones morales para mantenerlo deben ser prioridades por encima de todo, incluso una carrera presidencial. “Es un momento para cuidar a quienes más ama, acompañar a sus niños y sacarlos adelante”, dijo Hernández.

No obstante, la carta deja la puerta abierta para que Paola, una vez logre solucionar su crisis familiar, se reincorpore a la campaña o al eventual gobierno de Hernández en un futuro.

Espero que muy pronto pueda resolver todas sus dificultades familiares, que todos podemos enfrentarlas en cualquier momento de la vida, para que cuando ganemos la presidencia nos acompañe en el Gobierno con su inteligencia y su compromiso para luchar contra la corrupción y cambiar a Colombia.

Finalmente, el candidato calificó la renuncia como una “lección de amor” que agradeció, y le deseó la mejor de las suertes a ella, a sus hijos y a su esposo, el director de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN), Juan Ricardo Ortega.

La semana de Paola Ochoa

El 14 de febrero se conoció que Paola Ochoa sería la fórmula vicepresidencial de Hernández. El candidato santandereano la llamó para hacerle la oferta, tras lo cual concretaron una reunión de dos horas para hablar sobre los problemas de Colombia.

Durante el encuentro salió el tema de que Ochoa nunca había participado en política y que su vida profesional había estado enfocada en el periodismo, específicamente, en el económico. Hernández respondió de forma muy positiva.

‘Precisamente por eso la he llamado. La he escuchado, me parece que usted es franca, directa, sin pelos en la lengua. Dice lo que piensa y eso es lo que quiero. Una persona que no tenga ningún contacto con el mundo político y que no tenga rabo de paja.

Aunque ella trató de disuadirlo, porque su nula experiencia política podía restarle votos, el ingeniero siguió insistiendo hasta que ella aceptó ser su fórmula vicepresidencial. Con la decisión tomada, renunció a los otros empleos que tenía para dedicarse exclusivamente a la campaña.

No obstante, Ochoa se sintió obligada a retirarse de la aspiración presidencial en la mañana de este viernes, apenas tres días después de haberse incorporado.

Según ella, tras el anuncio, los medios comenzaron a manejar de forma indiscreta la crisis matrimonial que está viviendo con su esposo. Según una entrevista que concedió a RCN Radio, los amiguitos del colegio de los niños empezaron a hacerles matoneo sobre un posible divorcio de sus padres.

Cuando los pequeños encararon a su mamá, la decisión se tomó sola. “Me quedé sin ingresos y luego (a los) tres días una renuncia, pero primero mis hijos”, dijo.

Según la entrevista que dio al medio radial, ella llamó a Hernández para renunciar y él se mostró comprensivo. Dijo que la entendía porque él había perdido a su hija y ni siquiera ha podido encontrar sus huesos. Además, añadió: “le quiero decir una cosa: mi hijo menor tiene 36 años, el suyo, cinco años; entiendo la diferencia, cuente conmigo”.

SEGUIR LEYENDO: