Las afectaciones económicas para Facebook y sus usuarios con la caída mundial de WhatsApp e Instagram

Millonarias pérdidas se prevén para el gigante tecnológico y su CEO, Mark Zuckerberg

Guardar

Nuevo

FILE PHOTO: Facebook Chairman and CEO Mark Zuckerberg testifies at a House Financial Services Committee hearing in Washington, U.S., October 23, 2019. REUTERS/Erin Scott/File Photo/File Photo
FILE PHOTO: Facebook Chairman and CEO Mark Zuckerberg testifies at a House Financial Services Committee hearing in Washington, U.S., October 23, 2019. REUTERS/Erin Scott/File Photo/File Photo

Este lunes 4 de noviembre, el mundo entero experimentó una caída masiva de las redes sociales más usadas por la humanidad: Facebook, WhatsApp e Instagram. Durante siete horas, empresarios y usuarios en general se vieron obligados a migrar a otras plataformas de comunicación online como Telegram o Twitter, e incluso a la clásica llamada telefónica.

En ese contexto, muchas de las relaciones entre comercios y compradores se vieron afectadas. Ni hablar de las afectaciones en mayor escala para la misma empresa de Mark Zuckerberg, que ostenta ser dueña de las aplicaciones sociales y de mensajería más usadas del mundo.

Cuánto perdió Facebook

Mucho se ha hablado de la caída masiva de los servicios del gigante tecnológico incluso, cuál fue la afectación en materia monetaria para la compañía. Pues bien, para empezar, al cierre de la jornada de este lunes en la Bolsa de Valores de Nueva York las acciones de Facebook reportaron una caída del 4,9 %, lo que se suma a un 15 % registrado en septiembre.

Asimismo, según recogió Bloomberg, Zuckerberg podría estar experimentando perdidas hasta de unos US$8 millones. Pero además, datos del observatorio de internet Netblocks, señalan que la prolongada suspensión del servicio podría haber generado un costo de más de US$800 millones.

Afectaciones para los empresarios

Otra cara de las afectaciones económicas que representó la caída de las plataformas, donde empresarios y emprendedores de todo el mundo realizan operaciones comerciales día a día, es precisamente la de las pérdidas que representaría para este sector de la población.

De acuerdo con las primeras cifras de pérdidas globales que se conocen hasta el momento y dadas a conocer por NetBlock, tan solo en la primera hora de la caída se alcanzaron a estimar pérdidas globales por más de 160 millones de dólares.

infobae

Por qué el fallo en los servicios de Facebook

Desde que los usuarios hicieron evidente la caída de Facebook y sus aplicaciones afiliadas, la única declaración oficial que ha salido de la compañía se basa en una disculpa y un mensaje de ánimo en el que la empresa asegura estar trabajando en el problema.

“Somos conscientes de que algunas personas tienen problemas para acceder a nuestras aplicaciones y productos. Estamos trabajando para que todo vuelva a la normalidad lo antes posible y pedimos disculpas por cualquier inconveniente”, indicó Facebook por medio de una publicación en su cuenta de Twitter.

En consecuencia, las únicas versiones que se tienen sobre lo que pudo suceder dentro de los servidores de Facebook parten de las declaraciones de expertos en el tema, aunque por supuesto, solo pueden tomarse como hipótesis dentro de esta situación.

Una de las voces autorizadas en este tipo de escenarios cibernéticos es Brian Krebs, un reportero experto en ciberseguridad, quien aseguró en Twitter que el problema puede ser uno solo: conflictos entre los registros DNS y los dominios de Facebook. De acuerdo con Krebs, los fallos que produjeron la caída de los servicios del gigante de internet se basan en la desaparición de las rutas BGP, un protocolo que permite la propagación de los registros DNS por todo internet.

Dicho protocolo sirve para que la IP de cada dispositivo pueda traducirse en códigos perfectamente legibles por el DNS y así, completar con éxito la conexión entre Facebook y los aparatos de sus usuarios.

En pocas palabras, cuando una persona usa un celular, tablet o computador, este dispositivo solicita un acceso a Facebook, ya sea a su plataforma principal o sus demás redes sociales, mismo que es denegado por los DNS que simplemente no pueden traducir el formato alfa (por ejemplo facebook.com) a uno numérico que es el que finalmente pueden leer los servidores en internet.

“No sabemos por qué se llevó a cabo este cambio. Bien podría haber sido el resultado de un cambio/actualización interna del sistema que salió mal. Todo es especulación en este momento: (solo se puede saber) que Facebook es el único que controla sus registros DNS”, indicó Krebs.

SEGUIR LEYENDO: