Paloma Valencia señaló a la izquierda de ser la culpable de la destrucción de Colombia

En la Comisión Primera del Senado, la militante del Centro Democrático se despachó contra los políticos de izquierda, como el senador Alexander López

Con la austeridad como propósito, Paloma Valencia radicó proyecto para reducir el Congreso a casi la mitad. Foto: Colprensa
Con la austeridad como propósito, Paloma Valencia radicó proyecto para reducir el Congreso a casi la mitad. Foto: Colprensa

En medio de una sesión en la Comisión Primera del Senado se vivió un encontrón entre la senadora, Paloma Valencia y el senador, Alexander López. Los congresistas se enfrentaron en medio del debate del Proyecto de Acto Legislativo que busca reconocer el campesinado como sujeto de derechos, el derecho a la tierra y a la territorialidad campesina.

El dirigente del Polo Democrático cuestionó a los congresistas del uribismo que no apoyan ese proyecto para darle protección y reconocimiento al campesinado colombiano. “Cuando traemos aquí a plantear una discusión profunda, necesaria y urgente sobre los derechos del campesinado aparecen todas las trabas del Centro Democrático y desde la derecha, que llevan más de 30 o 40 años gobernando este país y nos tienen en la peor crisis”, sostuvo el senador.

Ante esta afirmación, la Senadora del Centro Democrático no dudó en responderle y aseguró que es la izquierda quien tiene destruido al país. “El senador dice que nosotros hemos destruido el país, si ustedes son los culpables de que hoy los criminales tengan derechos, hoy tenemos criminales de lesa humanidad en el Congreso gracias a usted, no a mí, yo voté no como votaron todos los que seguimos esta ideología”, sostuvo Valencia al referirse al plebiscito para refrendar los Acuerdos de Paz con las Farc.

Agregó que desde el uribismo, repudian que se haya utilizado la palabra de la “paz” para venderle al país impunidad y crear mentiras para “romper la unidad que estaba en contra del terrorismo”.

“Yo quiero preguntarle, quién fue el que estuvo del lado de las primeras líneas destruyendo el suroccidente de este país, quiénes eran los que alcahueteaban y los que iban y repartían incluso billetes. De qué partido es que eran quienes le decían a los ciudadanos que había que salir a destruirlo todo y acabar con todo, y llamaban a los bloqueos”, recalcó la senadora.

Valencia le insistió a López que no puede decir que ellos han estado destruyendo al país cuando es la “izquierda”, según ella, los partícipes y cómplices de toda la destrucción.

“Si alguien es culpable de la destrucción de este país es la izquierda”: Paloma Valencia.

Sobre lo dicho por Paloma Valencia también tuvo crítica por parte del senador Gustavo Bolívar quien en su cuenta de Twitter tildó de cínica a la uribista.

“El cinismo. La derecha que convirtió a Colombia en una de las sociedades más desiguales, violentas y corruptas de la tierra; la derecha que roba tierras, la que vende derechos y se reparte el erario y los privilegios culpando a la izquierda que no ha gobernado un solo día”, escribió Bolívar.

En los últimos días, la senadora Paloma Valencia entró en otra polémica al pedirle a la Corte Constitucional tumbar, de nuevo, el proyecto de acto legislativo que le dio vida a las 16 curules de paz explicando que en 2017, cuando el Senado lo votó, no logró la mayoría absoluta y además denunció vicios en el proceso ya que, según ella, el texto aprobado en la Cámara no fue el mismo que se discutió en el Senado.

Valencia explicó que ese día (noviembre de 2017) el Senado logró 50 votos por el sí y 7 por el no que, a pesar de ser mayoría aplastante, era necesario sacar la mitad más uno de los votos del total de senadores que habían sido elegidos para el periodo 2014-2018. Es decir, dicha Cámara necesitaba 52 votos por el sí dado que son 102 congresistas. Esa fue la razón, de hecho, por la que ese día se determinó que el proyecto se hundió.

Pero la tutela que interpuso el senador, Roy Barreras y en la que se basó la Corte Constitucional para revivir las 16 circunscripciones especiales, se explica que ese día había cuatro ‘sillas vacías’ de senadores que estaban en líos de corrupción, es decir, que el total de congresistas era de 98 y por lo tanto la mayoría más uno era de 50, el total de votos que se lograron.

SEGUIR LEYENDO:


TE PUEDE INTERESAR