Séptima fase de la Campaña Naval Orión dejó 539 capturas y 116 toneladas de cocaína incautadas

La iniciativa multinacional se llevó a cabo entre mayo y junio de este año. Colombia pidió que el operativo se siga desarrollando con la participación de más países

Incautación de un cargamento de clorhidrato de cocaína en playas colombianas. / Armada Nacional de Colombia
Incautación de un cargamento de clorhidrato de cocaína en playas colombianas. / Armada Nacional de Colombia

La Armada Nacional de Colombia anunció, este miércoles 3 de agosto, los resultados de la séptima versión de la Campaña Naval Orión, celebrada entre el 15 de mayo y el 30 de junio. Valga recordar que, la misma es un ejercicio marítimo internacional encaminado a fortalecer la lucha contra el narcotráfico tanto en el país como en 38 naciones aliadas, incluidas algunas en América Latina, Europa y Estados Unidos.

Según explicó la entidad en su comunicado, se trata de un “esfuerzo multilateral en el que se integran medios, capacidades e inteligencia, para desarrollar operaciones marítimas, fluviales, aéreas y terrestres coordinadas con los países amigos que comparten el interés de contrarrestar el problema mundial de las drogas ilícitas”.

En el mismo documento se expresó que esta versión de la campaña dejó un saldo de 116 toneladas de clorhidrato de cocaína y 95 toneladas de marihuana incautadas en los océanos Atlántico y Pacífico. Se trata de sustancias ilícitas que ya estaban listas para ser comercializadas y consumidas, equivalentes a 306 millones de dosis de droga.

Igualmente, agregó la Armada, “la afectación al delito transnacional del narcotráfico en las diferentes etapas de la producción de alcaloides se logró con el decomiso de 85 toneladas de insumos sólidos, 57.753 galones de insumos líquidos, dos millones de matas de marihuana, dos toneladas de semillas de marihuana y 237 toneladas de semillas de coca”.

Parte de estos resultados se lograron gracias a la captura de 539 personas de distintas nacionalidades; la inmovilización de tres vehículos semisumergibles, 69 embarcaciones y cinco aeronaves interceptadas en tierra; el decomiso de 63 armas de fuego con 2.342 cartuchos de munición y la incautación de por lo menos 5.386 millones de pesos, 1.435.350 dólares, 48.255 lempiras, 16.500.000 euros y 2.052 reales

A la par, se supo que la operación contó con apoyo del Ejército Nacional, con lo que pudieron ser ubicadas y destruidas un total de 780 infraestructuras ilegales usadas para el procesamiento de alcaloides.

Sobre el tema se pronunció el ministro de Defensa, Diego Molano Aponte, quien durante una rueda de prensa dedicada a la presentación de los logros señaló que, “esta campaña naval Orión permitió a través del control efectivo lo que principalmente queremos evitar: la destrucción de la salud de nuestros jóvenes alimentando el crimen en las ciudades, hubiera dejado de llegar más de 290 mil dosis de cocaína a diferentes países de América Latina y principalmente de mercado de Estados Unidos”.

Para ello, explicó el almirante Gabriel Pérez, comandante de la Armada Nacional, entre los 38 países involucrados en el operativo se pudieron sumar los servicios de 120 medios navales de todos estos países, 222 botes interceptores y 51 medios aéreos.

Los resultados fueron celebrados por el presidente de Colombia, Iván Duque, quien en el mismo evento señaló que, “esta séptima fase muestra que unidos somos invencibles frente a este fenómeno del tráfico transnacional de drogas [...] la lucha coordinada, multilateral, que encarna esta operación Orión, séptima fase, es la capacidad de todos los países en entender que juntos podamos ser más efectivos en lo que tiene que ver con el tráfico de estupefacientes”.

El mandatario también reconoció que se trata de la versión más exitosa del operativo conjunto, desde que el mismo fuera lanzado en 2018, y refrendó su deseo de que el mismo continúe en próximas fases, con la participación de muchos más países.

Al referirse a la lucha contra el narcotráfico, afirmó que, “claramente, si no se hubiera tenido ese instrumento internacional de cooperación, de articulación, de homologación normativa, habríamos visto a millones de personas fallecer” por causa “del consumo de estupefacientes en todo el mundo. Y, segundo, muy seguramente hubiéramos visto muchas economías emergentes debilitadas absolutamente por la capacidad corruptiva de los carteles de la droga”, sostuvo.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR