Así fue el encuentro entre la comisión humanitaria de Colombia y los mercenarios en Haití

Los 18 capturados son señalados de haber acabado con la vida del presidente Jovenel Moïse el pasado 7 de julio. La vicepresidenta y canciller Marta Lucía Ramírez expresó la preocuación del Gobierno por las situación de los connacionales.

Mercenarios colombianos en Haití. Foto: (Colprensa Externos)
Mercenarios colombianos en Haití. Foto: (Colprensa Externos)

Este martes llegó a Puerto Príncipe (Haití) la comisión humanitaria de la Cancillería colombiana y la Defensoría del Pueblo para comprobar las condiciones en las que están los 18 mercenarios capturados por el asesinato del presidente de ese país.

La Comisión comprobó esta semana que los capturados estaban siendo alimentados y, además, se conoció que sus familiares les enviaron mensajes y les hicieron llegar kits de aseo.

“Durante la visita pudimos hablar con los 18 colombianos que fueron pasando en grupos de dos personas. Analizamos su salud física y mental, revisamos las condiciones de detención en las que se encuentran, pero también se indagó sobre algunos elementos clave del proceso que actualmente se lleva contra ellos”, aseguró Luis Andrés Fajardo, vicedefensor del Pueblo.

El reporte del Ministerio Público especificó que los mercenarios se reunieron por casi cuatro horas con el vicedefensor del Pueblo, un abogado de la Defensoría Pública y el jefe de colombianos en el extranjero, quienes conforman la Comisión. El encuentro se dio de a dos personas.

De acuerdo con los diálogos entre Colombia y Haití, la visita tenía como objetivo realizar la verificaciones del estado de salud y las condiciones de reclusión de los exmilitares, además, para que sus familias puedan tener información, cartas o videos por parte de ellos.

Tras la reunión, la canciller Marta Lucía Ramírez, indicó que los colombianos “no han recibido ninguna clase de asistencia jurídica, al no tener asignados defensores de oficio que protejan el derecho de la defensa y se respeten las garantías judiciales y del debido proceso”.

También pidió que se garantice la atención médica adecuada a los que resultaron heridos porque de lo contrario “es violatorio del artículo 5 de la citada Convención Americana que exige que se respete la integridad física, psíquica y moral de las personas detenidas”.

Por otro lado, los funcionarios colombianos tenían también como objetivo tratar el tema de la repatriación de los cuerpos de los colombianos que fueron abatidos en el operativo de captura; sin embargo, para este trámite los diplomáticos colombianos debían tener la orden de un juez haitiano, pues aún están en investigaciones y estos serían importantes en la determinación de los hechos en los que fue asesinado el presidente Jovenel Moïse.

Por su parte, el Defensor del Pueblo, Carlos Camargo, informó que ha mantenido diálogos permanentes con algunos de los representantes de los cerca de 80 colombianos que viven en Haití, quienes le han manifestado la zozobra en la que se encuentran dada la crisis política y social que enfrenta ese país caribeño, luego del asesinato del Presidente Jovenel Moïse, el pasado 7 de julio.

La persona que habría dado la orden de asesinato del Presidente Jovenel, sería un exfuncionario del Ministerio de Justicia de Haití: Policía de Colombia

En medio de una rueda de prensa, el director de la Policía de Colombia, el general Jorge Luis Vargas, señaló que según las investigaciones por parte de las autoridades haitianas y la colaboración de otros países, se presume que la orden de asesinar al mandatario fue realizada por un exfuncionario de nombre Joseph Félix Badio, quien le dijo a los exmilitares colombianos Germán Rivera y Duberney Capador el cambio del plan de secuestro.

“En reunión con Joseph Félix Badio y otra persona, Germán Rivera y Duberney Capador son informados de que se va a arrestar al presidente de Haití. Se comienza la operación para este proceso. Se trasladan a una casa cerca del presidente de Haití y se consiguen unos vehículos. Joseph Félix Badio indica a Capador y Rivera que tienen que asesinar al presidente haitiano”, informó este viernes al mediodía el general Vargas.

Tras la revelación de esta información, el general de la Polícía explicó que este ciudadano haitiano trabajó en el Ministerio de Justicia y se unió a la Unidad Anticorrupción del gobierno del país caribeño en marzo de 2012, pero que actualmente se encuentra prófugo de la justicia.

SIGA LEYENDO