‘La Haus’, esta es la cotizada empresa de los hijos de Uribe que es tendencia

La empresa inmobiliaria de la que hacen parte los hijos del expresidente Álvaro Uribe es tendencia tras recibir una fuerte inversión de Jeff Bezos, uno de los hombres más rico del mundo. Pero, ¿a qué se dedica exactamente la compañía?

En la foto los fundadores de La Haus, Rodrigo Sánchez-Ríos, Jerónimo Uribe y Santiago García.
En la foto los fundadores de La Haus, Rodrigo Sánchez-Ríos, Jerónimo Uribe y Santiago García.

Este 29 de julio fue tendencia la millonaria inversión que recibió la inmobiliaria ‘La Haus’, fundada por los hijos del expresidente Álvaro Uribe, Tomás y Jerónimo, junto a otros socios.

La noticia tomó relevancia porque la inversión viene del magnate Jeff Bezos, uno de los hombres más ricos del planeta. La empresa ha completado, en lo que va de 2021, un total de USD 135 millones. En enero de este año, el emprendimiento de los Uribe obtuvo una capitalización de $35 millones de dólares por parte de varios inversionistas.

“Estamos muy agradecidos de que nuestros inversionistas internacionales reconozcan el impacto transformador que La Haus está teniendo en los mercados residenciales no estructurados de América Latina. Estamos creando soluciones específicamente a las necesidades de Latinoamérica, trayendo más transparencia y mayor productividad a todo el ecosistema”, comentó Rodrigo Sánchez-Ríos, cofundador y presidente de la compañía.

Pero, ¿exactamente, qué es La Haus? La empresa es un ecosistema digital dedicado al negocio inmobiliario focalizado sobre todo en Bogotá y Medellín. A través de su portal web y aplicación móvil, los interesados pueden encontrar una oferta de vivienda nueva o usada en la ciudad. Además, también ofrecen guías y herramientas para ayudar a los clientes con la compra de la vivienda.

Pero además, la compañía también tiene un espacio exclusivo para las constructoras para ayudar a vender sus proyectos de vivienda.

“La tecnología ha detonado la venta de inmuebles. El proceso interminable de buscar vivienda recorriendo zonas o de pasar de una oferta aceptada a intercambiar contratos es cosa del pasado; ahora comprar casa es posible desde la comodidad de los dispositivos digitales gracias a las proptech, dentro de las cuales, mes tras mes”, explican desde la empresa.

Además, de acuerdo con medios económicos, otras figuras del mundo empresarial, como Simón Borrero, fundador de Rappi; Gabriel Gilinski, dueño de Semana; Marc Benioff y hasta Maluma, le inyectaron recursos a la compañía de los hermanos Uribe.

Las empresas de los hijos de Uribe

Tomás y Jerónimo Uribe han creado empresas en diferentes sectores, que van desde las artesanías hasta la construcción de centros comerciales.

De hecho, recientemente hubo una fuerte polémica entorno a su vínculo con un nuevo centro comercial en Bogotá, pues en medio del paro nacional, varios manifestantes llegaron hasta Nuestro Bogotá, ubicado sobre la avenida Ciudad de Cali, cerca de la avenida Mutis (calle 63), para protestar y se presentaron enfrentamientos con la fuerza pública.

Días después, el centro comercial desmintió que los hijos Uribe fueran sus dueños, y aclaró que solamente fueron los promotores de la construcción del mismo. Además, afirmaron que los propietarios eran varias sociedades como Patrimonio de Estrategias Inmobiliarias (Pei), que adquirió alrededor del 52 % con una transacción de 315.000 millones de pesos y se convirtió en el socio mayoritario; Arquitectura y Concreto, con cerca del 20 %; y el Grupo G40, que tiene el 15 % de participación.

Hasta ahora, los hermanos Uribe Moreno han invertido en centros comerciales en Montería, Apartadó en el Urabá Antioqueño, Soledad en el Atlántico y tienen en Cartago el título del centro comercial más grande del departamento del Valle del Cauca.

Desde hace varios años, periodistas como Daniel Coronell y Cecilia Orozco llamaron la atención sobre el hecho de que cuando apenas eran un par de universitarios, los Uribe Moreno fueron favorecidos en algunos de sus negocios al comprar terrenos que luego se convirtieron en zonas de uso industrial y zonas francas.

SEGUIR LEYENDO: