Petro también usó recursos públicos para pagar a operadores de TransMilenio: concejal Sarmiento

Este sábado hubo un fuerte cruce de trinos entre el senador Petro y el concejal Manuel Sarmiento quien contó con el apoyo de la alcaldesa Claudia López.

Gustavo Petro montado en TransMilenio cuando era alcalde de Bogotá. Colprensa/Germán Enciso.
Gustavo Petro montado en TransMilenio cuando era alcalde de Bogotá. Colprensa/Germán Enciso.

Este 24 de julio y después de la polémica que estalló por cuenta de la situación financiera de TransMilenio que pide recursos adicionales por más de un billón de pesos para este año, el senador y exalcalde de Bogotá, Gustavo Petro, decidió criticar la respuesta de la administración de Claudia López de usar recursos de programas sociales para solventar el déficit del sistema de transporte.

La crítica de Petro llegó por un trino que escribió el concejal del Dignidad, Manuel Sarmiento, quien señaló que, “el proyecto de rescate social presentado al Concejo adiciona algunos recursos a programas que tienen un impacto positivo, pero no corresponde a los anuncios de la alcaldesa en mayo”.

A lo que Petro respondió: “Cuando se subsidia con dineros públicos la operación de transmilenio debe redundar en una disminución de la tarifa del usuario porque el subsidio solo puede ser para el usuario. Cuando no baja la tarifa, el subsidio es para el dueño de los buses”.

Y agregó: “Si la operación de los buses rojos de transmilenio ahora tiene que ser pagada por el distrito, por disminución del número de usuarios, es preferible que se discuta si la operación no debería ser de propiedad pública”.

Ante esa crítica, el concejal Sarmiento le recordó a Petro que él también mantuvo los contratos con privados de TransMilenio. “La parte del subsidio que termina remunerando la rentabilidad del operador no depende de la tarifa. Depende de los contratos, los mismos que usted prorrogó remunerando la rentabilidad de buses viejos como si fueran nuevos. Una parte de sus subsidios fueron para los operadores”, señaló.

Y concluyó diciendo que lo que le molesta al senador Petro es que le recuerden que él también usó recursos públicos para el sistema de transporte.

“A Gustavo Petro le molesta que recuerde que él también destinó recursos públicos para pagar la rentabilidad de los operadores privados de Transmilenio. En lugar de cambiar el modelo, prorrogó los contratos, y ahora sale con una teoría absurda para engañar y justificarse”, comentario que fue compartido por la alcaldesa de Bogotá.

El polémico tema inició luego que TransMilenio emitiera un alarmante comunicado en el que señala que su déficit financiero está en número rojos por lo que solo tienen recursos para operar hasta septiembre de este año. “El sistema solicitó una adición de recursos para el resto de 2021 por valor de $1,25 billones. Sin este dinero, solo tendría recursos para operar hasta finales de agosto, por lo que en septiembre se suspendería el servicio”, aseguraron.

Concejales de bancadas de oposición rechazaron que la alcaldesa Claudia López asegure que si no se aprueba el proyecto de rescate social, el sistema de TransMilenio tendría que cerrar.

“Claudia López, usted engañó a Bogotá. Su rescate social, era un rescate de emergencia para Transmilenio. Es una irresponsabilidad que diga que el 15 de agosto se para la operación si no aprobamos el 1.1 billones que solicita. Por qué no hizo nada antes”, aseguró la concejala Susana Muhamad.

Por su parte, la cabildante Ana Teresa Bernal expresó que, “invertir la plata en el déficit de Transmilenio no es “Rescate Social”. El estatuto orgánico de Btá, Art. 32, establece la definición de ‘gasto público social’ tal como indica el Art. 41 del Dec Nal 111/96, que define qué es literalmente la inversión”.

Según el comunicado de TransMilenio, para 2019 el diferencial tarifario entre los ingresos por tarifa y el costo real de operación era de $892 mil millones de pesos. Por otra parte, para 2020 se tenía previsto, en condiciones normales y conforme los estudios presentados, que el diferencial tarifario ascendiera a $1,1 billones de pesos, los cuales fueron aprobados en su momento por el CONFIS Distrital.

SEGUIR LEYENDO: