Ya hay países que podrían reemplazar la sede de Colombia para jugar la Copa América

Además de los tres países nuevos opcionales para tomar la sede que todavía mantiene Colombia, también se considera dejar a Argentina como la única sede del torneo.

Fútbol - Copa Libertadores - Grupo H - América vs. Atlético Mineiro - Estadio Olímpico Romelio Martínez, Barranquilla, Colombia - 13 de mayo de 2021. Everson, del Atlético Mineiro, reacciona después de que el árbitro Andrés Cunha (no aparece en la foto) detuviera el partido durante unos minutos debido a los gases lacrimógenos procedentes del exterior del estadio. Pool via REUTERS/Ricardo Maldonado Rozo
Fútbol - Copa Libertadores - Grupo H - América vs. Atlético Mineiro - Estadio Olímpico Romelio Martínez, Barranquilla, Colombia - 13 de mayo de 2021. Everson, del Atlético Mineiro, reacciona después de que el árbitro Andrés Cunha (no aparece en la foto) detuviera el partido durante unos minutos debido a los gases lacrimógenos procedentes del exterior del estadio. Pool via REUTERS/Ricardo Maldonado Rozo

El paro nacional en Colombia ya cumple 19 días desde su inicio, y a tan solo semanas del programado comienzo de la Copa América, que está planeada para llevarse a cabo, de manera conjunta, entre Argentina y Colombia, del 13 de junio hasta el 10 de junio de 2021, el evento deportivo se ve en riesgo por dicho estallido social que todavía resuena en el país. De acuerdo con información revelada por el portal de TyC Sports, ya hay tres opciones de países en caso de que Colombia tenga que ser dejado de lado por la coyuntura. Paraguay, Chile y Uruguay, en ese orden, son los tres países que podrían tomarse la sede de Colombia para jugar el torneo.

Además de tener a tres nuevos países entre la lista de los que podrían ser el escenario de un fragmento de la Copa, explicó el portal deportivo, también existe posibilidad de que Argentina sea considerada la sede única del campeonato pero, bajo una única condición, que la parte que piensa jugarse en Colombia, por el momento, se juegue fuera del AMBA, pues, para el momento, es la zona más crítica en cuanto a la emergencia sanitaria causada por la llegada de la pandemia de coronavirus.

De acuerdo con las explicaciones otorgadas por el portal informativo de Pulzo, cada uno de los países opcionales tiene razones de peso para quedarse con la sede de Colombia para la Copa América. Paraguay, tiene la sede de la Conmebol, y ha servido como escenario deportivo de emergencia para jugar partidos de la Copa Libertadores. Chile, por su parte, tiene el visto bueno del ministerio de Deportes para ser sede del campeonato. Uruguay, aunque se unió a última hora a la selecta lista, también hace parte de la consideración.

A pesar de las críticas que han hecho los ciudadanos respecto a jugar un campeonato de fútbol en medio de un paro nacional, y de la preocupación de algunos directivos respecto a la seguridad de sus jugadores, fue el mismo ministro de Deporte, Ernesto Lucena, quien aseguró, en medio de una de sus alocuciones: “no vamos a esconder realidades sociales, hay que trabajar en ellas y los ministros están en los territorios. Pero vamos a defender la Copa (...) Vamos a ir hasta el final. Colombia no puede mandar ese mensaje de que la Copa América la vamos a ceder o la vamos a cancela”.

Duván Vergara, delantero del América de Colombia, fue registrado este jueves al recibir agua en su rostro afectado por los gases lacrimógenos de las protestas en el exterior del estadio Romelio Martínez de la ciudad de Barranquilla (Colombia), durante un partido del grupo H de la Copa Libertadores, con el Atlético Mineiro de Brasil. EFE/Ricardo Maldonado/Pool
Duván Vergara, delantero del América de Colombia, fue registrado este jueves al recibir agua en su rostro afectado por los gases lacrimógenos de las protestas en el exterior del estadio Romelio Martínez de la ciudad de Barranquilla (Colombia), durante un partido del grupo H de la Copa Libertadores, con el Atlético Mineiro de Brasil. EFE/Ricardo Maldonado/Pool

Probablemente entre los hechos más noticiosos, respecto a este tema, están los partidos que han tenido que ser detenidos a causa de la entrada de gases lacrimógenos al campo de juego. De acuerdo con el balance que hizo el diario El País, el jueves pasado, los gases interrumpieron, en unas cinco ocasiones, el partido entre el América de Cali y el equipo brasileño Atlético Mineiro (1-3), en Barranquilla. También, en la misma ciudad, se tuvo que detener el juego entre el Junior y el River Plate (1-1), por razones similares. El partido entre el Atlético Nacional de Medellín y Nacional de Uruguay (0-0), en Pereira, empezó una hora tarde, luego de que por las manifestaciones los uruguayos no pudieran salir del hotel en el que se hospedaban.

“No es normal venir a jugar un partido de fútbol en una situación tan inestable con lo que está viviendo el pueblo colombiano. No fue normal ni en la previa, ni durante el partido, se jugó en situaciones muy incómodas. No podemos mirar para otro lado”, aseguró el entrenador de River, Marcelo Gallardo.

Por su parte, en un comunicado de la Asociación Colombiana de Futbolistas Profesionales, Acolfutpro, los deportistas escribieron: “como ciudadanos, antes que futbolistas, queremos manifestar nuestro total apoyo al clamor expresado por el pueblo colombiano en su protesta y nos unimos a esas voces que piden un país más justo, equitativo e inclusivo, en el que se nos garanticen a todos, sin distinción, las condiciones mínimas para vivir con dignidad”.


Seguir leyendo: