Se debate en el Congreso proyecto de ley que busca evitar el maltrato animal

El representante Juan Carlos Losada impulsa la propuesta sobre los derechos de animales como las abejas, los perros, los cerdos, vacas y todos los que presten sus habilidades en beneficio de los humanos.

Fotografía de archivo del 6 de junio de 2019 que muestra a unos hombres que caminan por un camino del área rural de la vereda de Madrigal, Nariño (Colombia). EFE/RICARDO MALDONADO ROZO /Archivo
Fotografía de archivo del 6 de junio de 2019 que muestra a unos hombres que caminan por un camino del área rural de la vereda de Madrigal, Nariño (Colombia). EFE/RICARDO MALDONADO ROZO /Archivo

Este martes se estará debatiendo en la Comisión Primera de la Cámara de Representantes un proyecto de ley enfocado en proteger los derechos de los animales. La idea es crear un código de protección y bienestar para que los animales vertebrados y algunos invertebrados tengan periodos laborales. El autor del proyecto es el representante a la Cámara, Juan Carlos Losada, del partido Liberal.

El proyecto se apoya en el pronunciamiento que hizo la Corte Constitucional sobre los animales, declarando que ellos son seres sintientes, de acuerdo a la Ley 1774 de 2016. Ahora, la nueva iniciativa establece en 251 artículos que para que un animal pueda trabajar, deberá contar con el concepto de un veterinario que determine los tiempos en que puede realizar estas actividades de acuerdo a su salud y su estado físico.

Entre los animales están los caballos, perros, abejas y mariposas, estas ultimas encargadas de polinizar las plantas.

“Regula todo lo que tiene que ver con el bienestar de los animales utilizados en algunas industrias, los llamados animales de producción, todo lo que tiene que ver con los animales utilizados para el trabajo como por ejemplo los perros guardianes; regula la cría y comercialización de animales”.

El Código Animal prohibiría el uso de métodos crueles para el control de plagas en animales invertebrados como las trampas de pegamento para ratones, además limita y fija controles estrictos a la experimentación con animales con fines científicos “para garantizar la prevalencia del bienestar animal y el pronto reemplazo de estas practicar por otras que no involucren ningún tipo de animal”.

También se incluye que la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada sea la que define las jornadas, descansos, retiros y periodos laborales de los animales que trabajan en seguridad privada. Al Ministerio de Defensa le tocaría regular lo que pasa con los perros usados en sus labores militares. Otro de los puntos clave es controlar el ingreso de animales exóticos al país para que no ocurra lo sucedido con los hipopótamos que importó Pablo Escobar y que ha desencadenado un desequilibrio en el ecosistema donde habitan.

Losada busca fortalecer el procedimiento para sancionar el maltrato animal en otras etapas como el dejar a perros en balcones, golpes, heridas en sitios de baño y peluquería, entre otros y prohibiría el encadenamiento permanente, alimentación excesiva, mutilaciones, hacinamiento en corrales o jaulas, el sacrificio sin previo aturdimiento, el marcado a fuego, el corte de picos, el transporte en pie sin imposibilidad de movilidad o descanso de ellos.

Los hipopotamos de Escobar

El Ministerio de Ambiente de Colombia anunció que fue establecida la Estrategia Nacional para el Manejo del Hipopótamo con la que se busca establecer medidas para el control de la población de esta especie que llegó al país por la excentricidad de Pablo Escobar.

Esta iniciativa fue planteada en la Mesa Técnica Interinstitucional de Hipopótamos liderada por el viceministro de Políticas y Normalización Ambiental, Francisco Cruz, luego que la comunidad científica del país hiciera un llamado al Gobierno y a las entidades con respecto a esta preocupante situación que se presenta en la cuenca media del río Magdalena.

“Hemos llegado a la conclusión de que antes de tomar una decisión, debemos hacer un estudio detallado sobre esta especie que fue introducida en Colombia hace más de 30 años. Con esta estrategia, vamos a trabajar de la mano de científicos y adelantaremos un proceso participativo con las comunidades que viven cerca a los entornos donde habitan los hipopótamos”, aseguró el viceministro.

A su vez, indicó que estas medidas se toman con la intención de establecer acciones responsables y concretas frente a la situación que se presenta especialmente en los municipios de Doradal, Puerto Nare, Puerto Triunfo, Puerto Berrio, Yondó y La Dorada en la región conocida como el Magdalena medio.

SIGA LEYENDO


MÁS LEIDAS AMÉRICA

MAS NOTICIAS