Nilson Díaz, padrastro de Sara Sofía Galván, cambia la versión y dice que la niña “está muerta”

El hombre, que es expareja de la madre de la menor, aseguró que él y Carolina Galván lanzaron a un caño a Sara Sofía.

Nilsón Díaz, exnovio de mamá de Sara Sofia Galván. Fotos: archivo y Policía.
Nilsón Díaz, exnovio de mamá de Sara Sofia Galván. Fotos: archivo y Policía.

La desaparición de la pequeña Sara Sofía Galván tiene conmocionada a Colombia desde hace varias semanas y cada vez se conocen escabrosos detalles sobre su presunto paradero. Esta vez, Nilson Díaz, expareja sentimental de Carolina Galván, madre de la niña, aseguró en una audiencia que la infante salió muerta de la casa y, al percatarse del deceso de la menor, supuestamente fue abandonada en un caño cercano al río Tunjuelo, al sur de Bogotá.

Díaz, que fue capturado junto a la madre de Sara Sofía por ser los principales sospechosos en la desaparición de la menor de edad, cambió su versión este jueves y aseguró, en una diligencia realizada por la Fiscalía General de la Nación, que la pequeña sí perdió la vida.

Cuando el ente investigador le pregunto, nuevamente, por el paradero de la menor de edad, Díaz aseguró que el cuerpo de Sara no ha salido de Bogotá, por lo que desvirtuó las acusaciones de que la pequeña fue sacada de Colombia.

“Ella está muerta”, sentenció Nilson Díaz durante la audiencia, donde aseguró que Sara se ahogó en la casa y, junto a Carolina, decidieron lanzarla al río. Sin embargo, aún no hay información veraz sobre cuál de los dos fue quien habría arrojado a la pequeña.

Lo dicho por Díaz es similar a lo que su expareja y madre de la menor le reveló a las autoridades hace unas semanas cuando les aseguró “no la busquen más, ella está muerta en el río Tunjuelito”. Los detalles no paran y este miércoles un vecino del sector le contó a City Noticias varios detalles sobre el lamentable suceso.

“Ellas solían transitar por el barrio Roma, de la localidad de Kennedy. Nosotros siempre las veíamos jugando y algo que no pensábamos es que fuera la mamá (…). Ella (Sara Sofía) era una monita (de cabello rubio) y la mamá era morenita”, dijo el comerciante Alcides Ibáñez al informativo antes citado.

El hombre, demás, aseguró que mientras veía a la pequeña Sara, en ocasiones le daba galletas. Además, dijo que en varias oportunidades vio a la menor de edad y a su madre pasar las noches por fuera, cerca al lugar donde Ibáñez labora.

“Nosotros les dábamos cartoncitos (para arroparse). Nos íbamos a las 9 o 10 de la noche y ya ellas quedaban solas”, indicó, mientras le aseguró a CityNoticias que el 15 de enero él vio a la pequeña con vida.

Entre tanto, en las últimas horas, la Interpol radicó una circular amarilla en la que deja en manifiesto que la menor de edad también será buscada en territorio extranjero.

“La oficina central de Interpol, en Colombia, acaba de emitir una circular amarilla de búsqueda en todo el mundo; 196 países están siendo notificados para que sus autoridades nos ayuden a encontrar a Sara Sofía. Hay unos países priorizados, que son los fronterizos, en donde estamos pidiendo que se sumen. El objetivo de esta circular es cerrar todos los círculos posibles para ubicarla”, expresó el mayor general, Jorge Vargas.

La circular se da a conocer luego de que el equipo policial de Bogotá finalizó la búsqueda en el río Tunjuelito y no la hallaron; lugar que eligieron como parte de la investigación, por versiones que indicaban que la niña fue arrojada al afluente. Las autoridades de la capital del país confirmaron que ahora inspeccionarán el agua del río Bogotá y el Salto del Tequendama, a donde se pudo desplazar el cuerpo de la menor, como consecuencia de las lluvias que se han presentado en la capital del país.

“Se dan garantías de que la desaparición de la persona ha sido notificada a la policía, de que su paradero es desconocido y de que su anonimato o privacidad no están amparados por ninguna legislación nacional en vigor. En caso de localizarla, tómense las medidas adecuadas de conformidad con las leyes nacionales. Si la persona es adulta, pregúntesele si se puede dar a conocer su domicilio”, reza el apartado de medidas que se deben tomar, de la circular amarilla.

SEGUIR LEYENDO:


MÁS LEIDAS AMÉRICA