Fuerzas Militares y Fiscalía neutralizan un complejo para el procesamiento de cocaína en zona rural de Tumaco

De acuerdo con las autoridades, en la infraestructura ilegal fue hallada cerca de una tonelada de clorhidrato de cocaína lista para ser traficada.

En la operación fueron desmanteladas cuatro estructuras que tenían la capacidad de producir 2.000 kilogramos mensuales del alcaloide, afectando en más de un millón de dólares las finanzas de los Grupos Armados Organizados residuales. Foto: Fuerzas Militares
En la operación fueron desmanteladas cuatro estructuras que tenían la capacidad de producir 2.000 kilogramos mensuales del alcaloide, afectando en más de un millón de dólares las finanzas de los Grupos Armados Organizados residuales. Foto: Fuerzas Militares

El Comando General de las Fuerzas Militares de Colombia dio a conocer que perpetró un contundente golpe al narcotráfico, liderado por la Armada de Colombia en desarrollo de una operación conjunta con el Ejército Nacional. En el operativo fue destruido un complejo para el procesamiento y producción de clorhidrato de cocaína perteneciente, al parecer, al Grupo Armado Organizado residual ‘Oliver Sinisterra’, en zona rural del municipio de Tumaco, Nariño.

Las autoridades informaron que, la operación militar fue adelantada en la vereda Las Mercedes, “donde tropas de la Brigada de Infantería de Marina No.4 adscritas a la Fuerza de Tarea Conjunta de Estabilización y Consolidación Hércules y la Brigada Contra el Narcotráfico del Ejército Nacional con apoyo del CTI de la Fiscalía, localizaron cuatro estructuras ilegales donde funcionaban centros de acopio para insumos sólidos y líquidos”.

En dichos establecimientos ilegales se encontró un laboratorio para el procesamiento de pasta base de coca y un cristalizadero de clorhidrato de cocaína; infraestructura necesaria para adelantar las diferentes etapas de producción del alcaloide.

“Al interior del complejo fueron hallados 930 kilogramos de cocaína listos para ser traficados y 152 kilogramos de pasta base de coca; así como 420 kilogramos de insumos sólidos, entre los que se encuentran soda cáustica, permanganato de potasio, cal y carbón activado; y 1.680 galones de insumos líquidos, entre los que se encuentran ácido sulfúrico, ácido clorhídrico, cloroformo y acetona”, informaron las Fuerzas Militares.

Los laboratorios de procesamiento de cocaína actualmente son más pequeños que los que tenían los carteles de los años 90, porque las bandas criminales hoy priorizan la alta pureza sobre la cantidad.
Los laboratorios de procesamiento de cocaína actualmente son más pequeños que los que tenían los carteles de los años 90, porque las bandas criminales hoy priorizan la alta pureza sobre la cantidad.

Así mismo, las autoridades señalaron que durante el proceso de elaboración de la pasta base de coca y el clorhidrato de cocaína, se generaron residuos provenientes de estas sustancias químicas, que luego fueron “arrojados por los miembros de estos grupos criminales de forma indiscriminada en los suelos y fuentes hídricas alrededor del complejo”, lo cual afecta y contamina de forma considerable el medio ambiente.

Las Fuerzas Militares también dieron a conocer que esta infraestructura del narcotráfico tenía capacidad para producir 2.000 kilogramos de cocaína de forma mensual. “Con su destrucción, la Armada de Colombia afectó en más de un millón y medio de dólares las finanzas del Grupo Armado Organizado residual, GAO-r, Oliver Sinisterra, que delinque bajo el mando criminal de alias ‘El Gringo’, en el pacífico sur nariñense”, señaló el Comando General, y al mismo tiempo informó que, evitó la circulación de 2.325.000 dosis del estupefaciente en el mercado ilegal internacional y mitigó la contaminación de los recursos naturales en zonas selváticas de Tumaco.

Las cuatro estructuras ilegales, la droga y los insumos fueron destruidos de forma controlada en el lugar de los hechos por Infantes de Marina pertenecientes al Equipo de Explosivos y Demoliciones (EXDE), bajo estrictas normas de seguridad y conservando todas las medidas para la preservación del medio ambiente”, aseguraron las autoridades.

De acuerdo con las Fuerzas Militares, la ofensiva que adelanta la Armada de Colombia contra los grupos armados organizados en el Pacífico nariñense no cesa, ya que se vienen desarrollando permanentes operaciones fluviales y marítimas que, “mantienen los esfuerzos conjuntos, coordinados e interinstitucionales para continuar afectando el narcotráfico”, una actividad criminal que, según la autoridad competente, “constituye la principal fuente de financiación de los terroristas, además de ser el principal factor generador de violencia, inseguridad y zozobra en la región del Pacífico”.

SEGUIR LEYENDO: