Betty la Fea es el nuevo Chavo del Ocho del canal RCN

Al igual que la serie mexicana, cuyas repeticiones marcaron a varias generaciones de latinoamericanos, la telenovela de Betty, don Armando y Ecomoda, regresa por quinta vez a la televisión abierta.

Betty (Ana María Orozco) y su jefe, don Armando (Jorge Enrique Abello), en “Yo soy Betty, la fea” (RCN Televisión)
Betty (Ana María Orozco) y su jefe, don Armando (Jorge Enrique Abello), en “Yo soy Betty, la fea” (RCN Televisión)

No pasó un año desde su última repetición, que batió récords de sintonía y reventó Twitter noche a noche durante la emisión de sus 335 episodios, para que la fea más bella de Colombia, Beatriz Aurora Pinzón Solano regresara al prime time de RCN. Con ésta, solo en el país, son 5 las veces que la productora acude a su producto estrella para mantener el rating en la permanente lucha por la audiencia que tiene con Caracol TV.

La telenovela, escrita por Fernando Gaitán e interpretada por Ana María Orozco y Jorge Enrique Abello, fue un éxito en su primera emisión entre octubre de 1999 y mayo de 2001, a la que siguió una continuación producida por Univisión llamada “Ecomoda” (2002), dirigida al mercado hispanohablante, una serie de animación, “Betty Toons”, y adaptaciones en idiomas como polaco, japonés y alemán, entre otros. Lo anterior sin contar “Ugly Betty”, serie producida por Salma Hayeck para ABC y protagonizada por America Ferrara, al aire en horario prime durante 4 años.

Foto de archivo. Quinta vez que la telenovela de RCN vuelve a la televisión abierta de Colombia, sin demostrar fatiga ni perder vigencia ante la audiencia.
Foto de archivo. Quinta vez que la telenovela de RCN vuelve a la televisión abierta de Colombia, sin demostrar fatiga ni perder vigencia ante la audiencia.

Como si fuera poco, Betty cuenta con una base de fanáticos organizados en redes sociales, especialmente en Twitter, que comentan al detalle los episodios de la serie y comparten material original facilitado por los protagonistas originales, quienes disfrutan de una renovada popularidad en cada ocasión que la serie regresa a horarios estelares o, como ocurre con las plataformas de streaming, alcanza el primer lugar de los programas más consumidos durante la semana.

Por lo que el rumor de que RCN la enfrentaría con Pedro, El Escamoso, la telenovela de su rival Caracol, que alcanzó 50 % de share en la primera semana de octubre de 2020, aumentó la expectativas del público por saber quién ganará en el prime time de la televisión colombiana. A través del numeral #BettyLaFea en Twitter en la noche del 14 de octubre, fecha en que se repitió el primer episodio, las cuentas estaban a favor de Betty, don Armando y Ecomoda: número 1 en Bogotá, Colombia y México, este país con la comunidad más fuerte de seguidores de la fea en Latinoamerica, mientras que #Escamoso aruñaba la quinta posición en las tendencias de estas zonas geográficas.

  El Chavo del Ocho conoció, antes de la era de Twitter y Netflix, el fenómeno de las retransmisiones: desde 1974 fue repetido en las señales de Colombia, Chile, Perú, entre otros países.
El Chavo del Ocho conoció, antes de la era de Twitter y Netflix, el fenómeno de las retransmisiones: desde 1974 fue repetido en las señales de Colombia, Chile, Perú, entre otros países.

El caso de Betty es semejante al del Chavo del Ocho, cuyas retransmisiones en televisión abierta datan del año 1974, cuando la serie aún era producida por Televisa. En ese año, distintas televisoras de América del Sur adquirieron los derechos de exhibición de la comedia protagonizada por Roberto Gómez Bolaños junto con otro producto emblemático del mexicano: El Chapulín Colorado.

A medida que la comedia avanzaba en México, los capítulos llegaban con retraso a los otros países, por lo que las televisoras “repetían” los previos mientras actualizaban sus parrillas; razón por la que, para varias generaciones de latinoamericanos, su recuerdo del Chavo está vinculado con los episodios emitidos por Televisa en la primera década de los setenta y no por aquellos producidos en el Canal de las Estrellas a partir de 1975, hasta su conclusión en 1980.

Como objeto de la cultura popular, tanto Betty como El Chavo son recibidos con regocijo por sus seguidores, mientras sus detractores, resignados, acusan fatiga y utilizan las redes sociales para manifestar, a través de memes y GIFS, su inconformismo.

Por lo visto, habrá Betty para rato en la televisión colombiana.