Aumentan las ventas de vivienda en Colombia

Las ventas de vivienda de interés social aumentaron un 43% en septiembre, respecto al mismo mes del año anterior, según el Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas.

Foto: Ministerio de Vivienda
Foto: Ministerio de Vivienda

En Colombia, el COVID-19 dejó las cifras de la economía en rojo durante el primer semestre: el crecimiento previsto por encima del 3%, no llegó ni a la mitad. Según el DANE, en abril se presentó un bajón del 20% frente al mismo mes en 2019.

Aunque en abril el sector de la vivienda fue el más afectado en ventas debido a la emergencia sanitaria, en la actualidad se ha presentado una recuperación notable. Según el reporte de Coordenada Urbana, durante agosto, en Bogotá, se vendieron 2.686 unidades de vivienda y en Cundinamarca 1.331, indicando un aumento de 128,4% y 134,5%, respectivamente, en comparación con abril.

Las viviendas de interés social (VIS) se han convertido en la mayor aliada en el sector de la construcción. Según el Ministerio de Vivienda, las ventas de este tipo de domicilio aumentaron un 43% en septiembre respecto al mismo mes del año anterior, al igual que las viviendas No VIS, que crecieron un 16%, arrojando el mejor resultado en la historia para la venta de viviendas durante ese mes.

La rápida recuperación del sector podría ser resultado de las bajas tasas de interés para la compra de vivienda y los subsidios que ha brindado el gobierno y que según Camacol, albergan el 82% de las viviendas que hay disponibles en Bogotá y Cundinamarca. Otro factor, sería el confinamiento obligatorio, que ha llevado a millones de familias a realizar todas las actividades diarias desde sus hogares.

“Después de permanecer aislados durante seis meses, donde la casa se ha convertido no solo en un espacio de vivienda, sino de trabajo y de compartir con la familia, esto puede hacer que la gente tome varias decisiones. La primera, es que si usted no tiene casa, pues quiere tener una; y si tenía casa, pues mirar si puede encontrar una nueva para trabajar, o tener un espacio donde su familia pueda estar más tranquila”, expresó, Alejandro Callejas, Gerente de Camacol, en una entrevista para El Espectador.

Según el Plan Distrital de Desarrollo, se espera que las obras públicas generen 500 mil empleos entre 2020 y 2023, confiando que este año cierre con al menos 100 mil nuevos empleos a través de la reactivación de obras y la aceleración de diseños. Solamente en agosto, el subsector de edificaciones generó cerca de 17.000 empleos nuevos con relación al mes de julio, empleando a 886.000 personas.

Para 2021 se espera incorporar a 225.000 trabajadores en el sector; para 2022, 135.000, y en 2024, 40.000 más, a través de la contratación y ejecución de nuevos proyectos. Con esta ambiciosa meta, la infraestructura aportará en la mitigación del desempleo en el país, el cual llegó en julio al 26,1%, el más alto en la historia.

Te Recomendamos