El presidente Iván Duque envió un mensaje a los colombianos en el inicio del aislamiento obligatorio de 19 días para contener la expansión del coronavirus. Cortesia de la Presidenca de Colombia
El presidente Iván Duque envió un mensaje a los colombianos en el inicio del aislamiento obligatorio de 19 días para contener la expansión del coronavirus. Cortesia de la Presidenca de Colombia

El presidente Iván Duque se dirigió a los colombianos para darle inicio oficial a 19 días de cuarentena preventiva y obligatoria que busca mitigar la propagación del coronavirus en el país, una medida inédita que empezó a regir este miércoles a media noche.

Duque pidió en su mensaje que cada hogar y cada colombiano, de acuerdo a sus creencias, llevara en sus oraciones o en sus pensamientos al país y que pidiera porque la emergencia de salud que el coronavirus representa pueda ser superada prontamente con las menores consecuencias en vidas humanas.

Yo siempre pienso en que Colombia se encomiende a nuestra Virgen de Chiquinquirá, esa patrona de Colombia, al Sagrado Corazón de Jesús. A quienes no tienen una fe en ninguna iglesia, en su espiritualidad también rodearnos todos. Cada oración, cada bien pensamiento es un mensaje de protección a quienes hoy están dando su vida por proteger a Colombia”, dijo el presidente.

Recordó además que durante los 19 días de cuarentena coinciden los días en que normalmente se celebraría la Semana Santa, por lo que invitó a aprovechar el tiempo para reflexionar, pensar en la fe y entregarse a Dios.

“Yo quiero que después de esta cuarentena, nuestras familias, todas, salgan orgullosas y más fortalecidas que nunca. Yo también sé que en estos 19 días, que van a coincidir con nuestra Semana Santa, tenemos que pensar en la fe, tenemos que agradecerle a Dios y pensar en él”, agregó.

El aeropuerto de El Dorado, en Colombia, fue cerrado por la pandemia (REUTERS/Nathalia Angarita)
El aeropuerto de El Dorado, en Colombia, fue cerrado por la pandemia (REUTERS/Nathalia Angarita)

Las festividades religiosas de la Semana Santa están entre las actividades que quedaron suspendidas o canceladas por la amenaza del coronavirus, por lo que este año no habrá procesiones, peregrinaciones, grandes cultos, ni actos culturales y religiosos tradicionales de Colombia, como los flagelantes de Santo Tomás en el Caribe.

El presidente Duque reiteró que lo más importante durante el aislamiento es la solidaridad y la conciencia de que quedarse en la casa es la mejor manera que hay de evitar la propagación rápida del Covid-19 y así salvar vidas.

En Colombia los casos de contagios han crecido a un ritmo vertiginoso. Después de confirmarse el primer positivo, el pasado 6 de marzo, ya son 378 personas diagnosticadas con el Covid-19, de las cuales han muerto tres: un taxista en Cartagena, una mujer joven en Cali y una mujer adulta en Santa Marta.

Tan solo este miércoles se registraron 72 nuevos contagios, la más alta cifra de positivos en un solo días desde que empezaron a detectarse los casos.

El foco de la enfermedad se encuentra en la capital Bogotá, donde ayer se sumaron 22 de los 72 casos reportados a nivel nacional, por lo que los controles en la ciudad cada vez son más severos.

Bloquean automóviles en una autopista de Bogotá (REUTERS/Leonardo Munoz)
Bloquean automóviles en una autopista de Bogotá (REUTERS/Leonardo Munoz)

El pasado fin de semana Bogotá se adelantó a la cuarentena nacional decretando un simulacro de aislamiento preventivo, que pese a ser respetado por la mayoría de bogotanos, este martes con el inminente inicio del confinamiento total en el país, enfrentó duras pruebas al presentarse conglomeraciones de personas en Trasmilenio -sistema masivo de trasporte público- y en la plaza de Bolívar.

La alcaldesa Claudia López ha pedido al Gobierno Nacional que revise las excepciones permitidas durante el confinamiento, ya que muchas empresas están haciendo ir a sus empleados a sus lugares de trabajo, aumentando el riesgo de contagios. Así mismo anunció drásticas sanciones para los empresarios y particulares que incumplan con las normas del aislamiento.

Esta situación se replica en el país, que cuenta con altos niveles de pobreza e informalidad, presentando un gran reto para los mandatarios locales en su intento por mantener a las personas en sus hogares.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: