El anuncio de este jueves “Iván Márquez”
El anuncio de este jueves “Iván Márquez”

El anuncio del jueves de Iván Márquez de retomar las armas, junto con otros 19 guerrilleros, estremeció a un país entero, en el que parte de su población guarda la esperanza de que los acuerdos de paz logrados con las Farc resulten exitosos. The Economist hizo eco de la declaración: "El 29 de agosto de este año, los colombianos se despertaron con noticias que parecían amenazar el regreso a la guerra".

La publicación inglesa cree ahora el Gobierno colombiano, en cierto sentido, se puede enfrentar a una lucha más difícil que la del pasado. "Las nuevas FARC de Márquez pueden obtener un apoyo más activo de Venezuela que la fuerza original. Él ha pasado la mayor parte del año allí. El presidente del país, Nicolás Maduro, públicamente dijo que le recibiría. Su predecesor, Hugo Chávez, nunca ofreció apoyo explícito a las FARC. La nueva guerra de Colombia tiene una dimensión internacional peligrosa".

"Anunciamos al mundo que ha comenzado la segunda Marquetalia (lugar de nacimiento de las FARC hace más de medio siglo) bajo el amparo del derecho universal que asiste a todos los pueblos del mundo de levantarse en armas contra la opresión", afirma Márquez en el video divulgado en Internet, en el que aparece al lado de una veintena de hombres y mujeres armados con fusiles.

Entre quienes lo acompañan se puede ver a Seuxis Paucias Hernández, alias Jesús Santrich y a Hernán Darío Velásquez, alias el Paisa, que hace meses dejaron de cumplir sus compromisos con la Justicia Especial para la paz (JEP).

"Los motivos reales de Márquez para regresar al combate no están claros. Estados Unidos lo considera el líder de las operaciones de narcotráfico de las FARC durante la guerra y ha ofrecido una recompensa por su captura. De pie con él en Puerto Inírida, donde se cree que el video fue filmado, estaba Jesús Santrich, quien desapareció el 30 de junio de este año cuando el Gobierno de Colombia trató de extraditarlo a los Estados Unidos por cargos de tráfico de cocaína después del acuerdo de paz fue firmado", dice la publicación británica.

El anuncio de “Iván Márquez” sobre el regreso a las armas
El anuncio de “Iván Márquez” sobre el regreso a las armas

The Economist cree que Márquez no parece tener la capacidad de reanudar los combate ni siquiera a la misma intensidad que hubo entre entre el 2005 y el 2010, cuando las FARC ya se habían debilitado enormemente. "Unos 10.000 ex combatientes se han desmovilizado y siguen comprometidos con el acuerdo de paz. Es difícil imaginar que regresen a la guerra después de dos años de vivir con relativa comodidad fuera de la selva. El nuevo partido de las FARC ha expresado su indignación por el regreso de Márquez a la lucha. Sus líderes dicen que se adherirán estrictamente al acuerdo de paz".

Sin embargo, la publicación inglesa cree que la fuerza reconstituida de Márquez puede causar problemas, ya que unos 2.000 disidentes de las FARC rechazaron el acuerdo de paz. Estos han formado grupos armados poco organizados que operan principalmente en el sur de Colombia, donde concentran sus actividades en el tráfico de drogas. Y cree que algunos de estos "sin duda" se unirán o aliarán con Márquez, quien es respetado por las guerrillas de base.

"El anuncio de Márquez es un shock para el Gobierno de Colombia. Iván Duque, presidente del país desde agosto del año pasado, asumió el cargo escéptico del acuerdo de paz. Pero como presidente, ha tratado de calmar a los enemigos del acuerdo sin arruinarlo. Duque ha tratado de socavar el sistema de 'justicia de transicional', en virtud del cual los ex líderes de las FARC reciben castigos leves si confiesan sus crímenes. Y ha implementado el acuerdo de paz más fielmente de lo que muchos de sus partidarios habían temido. El Gobierno ha estado mejorando los caminos rurales, como se prometió en el acuerdo, y continuó un programa que ofrece a los agricultores pobres alternativas para el cultivo de coca, la materia prima para la cocaína. También ha extendido los estipendios a los ex combatientes más allá del plazo establecido en el acuerdo de paz", dice en su artículo de viernes The Economist.

La publicación inglesa considera que el anuncio de Márquez va a dificultar el trabajo del presidente Duque, quien ahora tendrá que enfrentarse a la presión de los enemigos del acuerdo de paz para que sea más crítico, especialmente en lo referente a la justicia transicional. También deberá que acelerar la implementación del acuerdo. Lo que implicará, entre otras cosas, aumentar la protección para los combatientes desmovilizados.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: