El régimen de Daniel Ortega le entrega a China el oro de Nicaragua en trámites exprés

Tres empresas recibieron de la dictadura sandinista concesiones mineras en procedimiento expeditos y operan en la oscuridad

Guardar

Nuevo

Nicaragua ha entregado unas 300 concesiones mineras, metálicas y no metálicas, en un área equivalente a una quinta parte de su extensión territorial. (Fotografía referencia)
Nicaragua ha entregado unas 300 concesiones mineras, metálicas y no metálicas, en un área equivalente a una quinta parte de su extensión territorial. (Fotografía referencia)

Tres empresas chinas recibieron del régimen de Daniel Ortega en Nicaragua al menos 13 concesiones mineras en seis meses, en trámites expeditos cuyas resoluciones fueron aprobadas en ocho meses y hasta dos meses después de ser solicitadas, un procedimiento que “no es normal” para el biólogo y ambientalista Amaru Ruiz.

“No sabemos siquiera si existen estudios de impacto ambiental con la entrega de estas concesiones. Nosotros consideramos que no existen por el tiempo en que le entregan la concesión, que es realmente muy corto comparado con otros procesos de otras empresas”, dice.

Amaru Ruiz es presidente de la Fundación del Río, que fue cancelada por el régimen de Daniel Ortega por la defensa del medio ambiente y los derechos indígenas que realizaba. El mismo Ruiz debió salir al exilio, luego que, en septiembre de 2021, la dictadura lo acusara por el delito de propagación de noticias falsas.

Las empresas Zhong Fu Development S.A., Thomas Metal S.A. y Nicaragua XinXin Linze Minera Group S.A. han recibido concesiones por cerca de 250 mil hectáreas que le otorgan derechos exclusivos para la exploración y explotación sobre yacimientos minerales, por un período de 25 años, que puede ser prorrogable por un período similar.

Estas tres empresas manejan ya el 11.66 por ciento de toda el área minera entregada en concesión por el régimen de Daniel Ortega estimada en casi dos millones de hectáreas, según los registros oficiales.

Para Ruiz, esta vertiginosa reconfiguración del mapa minero de Nicaragua se origina en las sanciones que Estados Unidos ha infligido a funcionarios y empresas involucradas en la actividad minera del país.

Daniel Ortega ha reforzado su alianza con el régimen de Xi Jinping ante el avance de las sanciones estadounidenses EFE/ Miguel Gutiérrez
Daniel Ortega ha reforzado su alianza con el régimen de Xi Jinping ante el avance de las sanciones estadounidenses EFE/ Miguel Gutiérrez

A mediados de mayo, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos sancionó a la Compañía Minera Internacional, Sociedad Anónima (Comintsa) y a Capital Mining Investment Nicaragua, Sociedad Anónima (Capital Mining).

“El oro es la principal exportación de materias primas de Nicaragua, y esta acción pretende degradar la capacidad del régimen Ortega-Murillo para manipular el sector y beneficiarse de las operaciones corruptas de Comintsa y Capital Mining”, justifica el comunicado estadounidense.

El Departamento del Tesoro señaló a Laureano Ortega Murillo, hijo de Daniel Ortega y Rosario Murillo, de controlar el sector oro de Nicaragua.

El 15 de noviembre de 2021, el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, sancionó también al ministro de Energía y Minas, Salvador Mansell; en octubre de 2022, a la Dirección General de Minas y en enero de 2022, al entonces presidente de la Junta Directiva de la Empresa Nicaragüense de Minas, general Ramón Humberto Calderón Vindell.

“Hay una búsqueda de sortear esas sanciones por parte del régimen, aunque las sanciones han tenido un impacto muy limitado para mi gusto, es decir, ha sido más de generar impacto mediático que el impacto real que ha tenido sobre la industria minera, porque la industria minera sigue exportando en niveles que superamos 1,100 millones de dólares (anuales)”, indica Ruiz.

Pero, además de sortear las sanciones en el corto plazo, la presencia china busca cambiar el mercado minero de Nicaragua, con vistas a sustituir a Estados Unidos como el principal comprador de oro del país e incorporar a empresas que no dependan del mercado estadounidense, considera Amaru Ruiz.

“Eso no quiere decir que se esté exportando oro hacia China, es importante decirlo. Todavía no hay un cambio en el mercado de exportación. El mercado de Estados Unidos se mantiene, aunque ha aumentado un mercado como el suizo y el de Emiratos Árabes”, apunta.

La incursión china en la minería nicaragüense comenzó de manera subrepticia. “Primero han funcionado como intermediarios, es decir, iniciaron con al menos dos empresas, una de ellas es Hyts Resources Development, que no aparecía como dueña de una concesión como tal, pero sí la encontramos operando en la zona del sureste de Nicaragua y en sociedad con una empresa que se llama Topacio S.A. que sí tenía concesiones, pero en El Rama y no en el sureste de Nicaragua”, explica el ambientalista.

“La primera inmersión que nosotros vemos es que están tratando de involucrarse tanto en el mercado de concesiones industriales como en el mercado de la minería artesanal”, dice. “Una vez que regresan las sanciones entran directamente estas tres empresas que sí aparecen en el registro con concesiones otorgadas”.

Amaru Ruiz ha dedicado su vida al cuido del medio ambiente y a la defensa de los derechos indígenas. (Foto cortesía)
Amaru Ruiz ha dedicado su vida al cuido del medio ambiente y a la defensa de los derechos indígenas. (Foto cortesía)

El oro se ha convertido en el principal producto de exportación de Nicaragua. Durante el 2023 la industria minera registró ingresos por 1158.6 millones de dólares, principalmente por oro, lo que significa un crecimiento del 22.4 por ciento comparándolo con el año anterior.

Para Ruiz, una especial preocupación son los estándares ambientales y sociales y la opacidad con que trabajan las empresas chinas. “Si a las otras empresas ya de por sí era muy difícil rastrearla aquí, en el país de origen sí se puede hacer un escrutinio importante porque tiene que estar toda la documentación pública por el origen de procedencia de estas empresas. En el caso de las empresas chinas, no. Muchas de ellas están vinculadas o tienen dentro de sus estructuras a gente vinculada al Partido Comunista”.

“Hay una relación directa con el Estado y, en vez, de transparentar, lo que hace obstruir cualquier nivel de seguimiento a la información. Entonces se abre un escenario de menor transparencia y de respeto a los requerimientos ambientales y sociales que tienen estas industrias”, señala.

La presencia china de importancia en la minería, es relativamente reciente, dice Ruiz. “Por eso no ha habido un cambio evidente en las exportaciones hacia otros países porque estas tres empresas apenas están iniciando las operaciones en el país. Están de cara a la instalación de sus planteles y de la explotación, o sea, no están en el nivel de exportación”.

El régimen nicaragüense, dice, se está preparando para cambiar su mercado del oro. “Ellos saben que a la larga se va a seguir cerrando el mercado del oro porque es un frente de liquidez que ha obtenido el régimen y necesitan conseguir más actores que no dependan de Estados Unidos, que su negocio comercial sea en yuan, y que se abra un mercado en China, que es un comprador importante de oro”, concluye.

Guardar

Nuevo