México pidió a Suiza convertirse en mediador en la crisis diplomática desatada con Ecuador

Según la funcionaria mexicana, el presidente ecuatoriano Daniel Noboa y su gobierno ocupan la tensión entre ambos países para favorecer sus fines electorales

Guardar

Nuevo

La canciller mexicana Alicia Bárcena aseguró que el gobierno mantiene conversaciones con Suiza para que los diálogos para salvaguardar los bienes de la embajada se entablen con Ecuador, a través de ese país amigo.

El conflicto diplomático entre México y Ecuador tendrá un tercer país que actúe como mediador para que el gobierno mexicano y los 18 miembros de la misión –que residían en Quito y que retornaron a su país tras la ruptura de relaciones entre ambos gobiernos– puedan retirar sus bienes de la legación diplomática. Ese país, según lo ha anunciado la canciller mexicana Alicia Bárcena, será Suiza.

“Estamos en pláticas con un gobierno amigo que va a ser como el tercer país que va a cautelar nuestros bienes en Ecuador, tanto en la residencia como la embajada y también para facilitar el traslado de los bienes de los funcionarios...”, dijo Bárcena en una entrevista en Grupo Fórmula de México.

La secretaria de Relaciones Exteriores enfatizó en que el gobierno mexicano debe “propiciar que haya un diálogo diplomático no directo, sino a través de un tercer país” y reveló “que lo más probable es que sea el gobierno de Suiza”.

México busca retirar sus bienes de la sede diplomática que fue asaltada y prefiere no establecer canales diplomáticos directos con Quito. La canciller ecuatoriana Gabriela Sommerfeld dijo, este martes, a AP que “México pidió a un tercer país para que ‘ayude como canal de comunicación diplomático’”. Esta propuesta fue aceptada por Ecuador. Este país sería Suiza, según las declaraciones previas de Bárcena. Sommerfeld prefirió no identificar al país mediador, según AP.

Alicia Bárcena indicó que Ecuador aprovecha el conflicto diplomático para favorecer electoralmente a Daniel Noboa.

La ruptura de las relaciones entre ambas naciones sucedió el 5 de abril, luego de que la Policía ecuatoriana ingresara a la sede diplomática mexicana en Quito para capturar a Jorge Glas, ex vicepresidente de Ecuador sentenciado e investigado por corrupción.

Según Bárcena, el gobierno ecuatoriano no tiene una actitud de acercamiento para resolver el impasse, pues está utilizando el hecho desde “el punto de vista electoral”.

El punto central de la tensión diplomática es Jorge Glas. México ha puesto como condición que el ex vicepresidente sea trasladado a su territorio, pues cuenta con el asilo del gobierno de Andrés Manuel López Obrador. Ecuador, por su parte, ha reiterado que esa exigencia es “lo único que no es negociable”, según expresó la canciller Gabriela Sommerfeld en una entrevista con AP.

En una entrevista para Grupo Fórmula de México, la tarde del 27 de mayo, Bárcena indicó que la administración de Daniel Noboa, de Ecuador, ha utilizado la ruptura de las relaciones entre ambos países para favorecer sus objetivos electorales: “Están utilizando este tema como una política electoral interna... Lo están manejando muy a favor del presidente Noboa”. El mandatario ecuatoriano busca elegirse para un periodo completo en febrero de 2025.

Así fue el operativo para detener a Jorge Glas en la embajada de México

Según la encuestadora Perfiles de Opinión, seis de cada diez ecuatorianos aprueban la incursión de la fuerza pública en la legación diplomática de México en Quito. La canciller Bárcena aseguró en su entrevista que: “No es que toda la población de Ecuador esté a favor. Yo creo que el pueblo ecuatoriano está todavía asombrado de lo que sucedió y realmente no les ha gustado para nada lo que ha hecho el gobierno”.

“No hay francamente una actitud de acercamiento”, dijo Bárcena sobre Ecuador. Mientras que Sommerfeld aseguró que el país está “listo para establecer un diálogo y buscar una salida a este conflicto”, según AP.

Al referirse a la decisión de la Corte Internacional de Justicia de rechazar las medidas cautelares solicitadas por México en la causa que impulsan contra Ecuador, Bárcena dijo que lo principal de la resolución del alto tribunal internacional fue reconocer la inviolabilidad de los locales diplomáticos. “Lo que no me gusta, le soy franca, es que estamos reconociendo la palabra de Ecuador, como si fuera una palabra confiable. No fue confiable en un momento dado”, aseveró Bárcena.

Guardar

Nuevo