Cinco muertos y casi 1.000 casos sospechosos: preocupación en el sur de Brasil por el aumento de enfermedades tras las inundaciones

Las autoridades pusieron en marcha una amplia campaña de prevención de la leptospirosis, transmitida comúnmente por las ratas

Guardar

Nuevo

Cinco muertos y casi mil casos sospechosos: crece la preocupación en el sur de Brasil por el aumento de enfermedades tras las inundaciones (REUTERS)
Cinco muertos y casi mil casos sospechosos: crece la preocupación en el sur de Brasil por el aumento de enfermedades tras las inundaciones (REUTERS)

Crece la preocupación en el sur de Brasil luego de que cinco personas murieran por leptospirosis, una enfermedad bacteriana transmitida comúnmente por las ratas, cuyo auge se ve tras las históricas inundaciones que devastaron la región y contaminaron el agua.

La Secretaría de Salud del estado de Río Grande do Sul precisó en su último balance que los fallecidos confirmados por esta enfermedad son cinco aunque hay otros nueve decesos sospechosos y, a su vez, se notificó de 124 casos activos y otros 922 bajo revisión.

La leptospirosis es una enfermedad que se contrae, generalmente, tras la exposición a la orina de animales infectados, especialmente los roedores. La bacteria ingresa en el cuerpo de múltiples formas, tanto por la piel como por las membranas mucosas o al beber agua, lo que facilita su propagación.

La suele contraerse tras la exposición a la orina de animales infectados, especialmente los roedores, por medio del agua, entre otros (AP)
La suele contraerse tras la exposición a la orina de animales infectados, especialmente los roedores, por medio del agua, entre otros (AP)

Sus síntomas -que pueden aparecer entre los dos días y las cuatro semanas- son fiebre, escalofríos o vómitos y suelen ser confundidos con los de una gripe y, en consecuencia, demoran el tratamiento.

El pasado 22 de mayo se había dado a conocer la noticia de los primeros dos fallecidos, un hombre de 33 años y otro de 67, y ya se advertía de un aumento dado que, entonces, se sabía de otros 26 casos activos.

“El brote era de esperarse debido a la cantidad de personas expuestas al agua, así como a otras enfermedades. Nunca hemos visto un desastre de esta magnitud en Brasil, con una población expuesta tan amplia”, sostuvo el experto en salud pública Carlos Machado.

Las inundaciones obligaron a la gente a estar en contacto y consumir agua contaminada, aumentando el riesgo de contagio (EFE)
Las inundaciones obligaron a la gente a estar en contacto y consumir agua contaminada, aumentando el riesgo de contagio (EFE)

Es por ello que desde el Ejecutivo local se puso en marcha una intensa campaña de prevención tanto para quienes aún no contrajeron la enfermedad como para quienes sospechan tenerla y dudan en acercarse a algún centro de salud.

“¿Has estado removiendo barro o caminando en el agua de las inundaciones y tienes síntomas de leptospirosis? Ve a un puesto de salud. El tratamiento no puede esperar, no te quedes en casa esperando a que pase porque puede evolucionar hacia una enfermedad grave”, dice la secretaria de Salud del estado, Arita Bergmann, en un video difundido en redes sociales.

Por otro lado, los expertos alertaron por la posible aparición de la hepatitis B a la par de la leptospirosis.

Las inundaciones en el sur del país son las más importantes desde 1941 y ya dejaron 169 muertos -sin contar los de la enfermedad- mientras 53 personas siguen desaparecidas, a un mes del inicio de estas intensas lluvias. También, Defensa Civil notificó de más de 800 vecinos heridos y de 2,3 millones que se vieron afectados de distintas maneras: 581.000 debieron abandonar sus hogares, 55.000 los perdieron por completo y 100.000 aún permanecen sin electricidad, entre otros.

El Gobierno de Lula da Silva decretó el estado de emergencia en la región y destinó recursos para asistir a las víctimas pero la ausencia de períodos prolongados sin precipitaciones y los altos niveles de agua en ríos y embalses han dificultado cualquier tipo de tarea.

Lula decretó el estado de emergencia en la región y movilizó recursos para asistir a las víctimas (REUTERS)
Lula decretó el estado de emergencia en la región y movilizó recursos para asistir a las víctimas (REUTERS)

Estados Unidos también confirmó este domingo el transporte de 15 toneladas de ayuda por medio del buque militar USNS John Lenthall, que navegaba por las aguas territoriales. Tras haber participado en los ejercicios navales conjuntos del programa Southern Seas 2024, la nave partió en dirección al sur con las donaciones recibidas y almacenadas por la Marina de Brasil, que se componen principalmente de agua mineral, alimentos no perecederos, material de higiene y limpieza, y alimento para animales.

(Con información de AFP)

Guardar

Nuevo