Venden el auto favorito del ex presidente chileno Sebastián Piñera: “Es una bestia”

Un revendedor argentino que vive en Chile le contó a Infobae que compró el Lexus pocas semanas antes de la muerte del ex mandatario y dio detalles sobre las características del vehículo que ahora puso a la venta

Guardar

Nuevo

El Lexus presidencial está a la venta en Marketplace de Facebook.
El Lexus presidencial está a la venta en Marketplace de Facebook.

(Desde Santiago, Chile) He aquí un oportunidad única para coleccionistas y amantes de la memorabilia política: el Lexus LS600H año 2010, auto presidencial del exmandatario chileno Sebastián Piñera, se encuentra a la venta en Marketplace de Facebook, por $24,9 millones pesos chilenos (USD 25 mil).

“Auto con historia presidencial”, reza la publicación de este sedán que, al parecer, tiene mucho que contar. Según el aviso, hoy cuenta con más de 200 mil kilómetros recorridos y su valor se debe, seguramente, a su peso histórico, pues una unidad de esas características ronda hoy entre los $10 y $15 millones (USD 10 a 15 mil). El aviso fue publicado pocas semanas después de la trágica muerte del exmandatario, en febrero pasado, cuando se estrelló el helicóptero que pilotaba.

El favorito del presidente

Desde los primeros días la adquisición de este auto de alta gama estuvo bajo el ojo del escrutinio público. La unidad arribó a La Moneda en 2010, una vez que Piñera llegó al poder, para reemplazar el Peugeot 607 que movilizaba a su antecesora en el poder, Michelle Bachelet.

El gobierno entrante había hecho énfasis en la austeridad fiscal, tras el terremoto que azotó al país en febrero de ese año. Y para eludir las críticas que una compra de esas características podría generar, Toyota Chile dio en comodato el vehículo a la Presidencia, con la intención de posicionarlo en el mercado chileno. Punto para Piñera, pues bajo aquella fórmula el Estado no desembolsó un solo peso.

El gerente de Lexus, Paul Cheetham, dijo en esa época que el sedán gustaba mucho al Presidente. “Me indican que están felices con el auto y, además, valoran el hecho que no contamina como un auto de combustión”, afirmó.

Al término de su primer gobierno, Piñera lo compró para su uso personal y siguió movilizándose en él, convirtiéndolo en su vehículo “regalón” o favorito.

En 2018, al iniciar su segundo mandato, La Moneda tramitó su renovación por otro Lexus de similares características, un LS500, en ese entonces por un valor que rondaba los $70 millones (USD 72 mil).

La compra volvió a generar polémica, Piñera dijo desconocer el proceso y ordenó desistir en la compra del vehículo. Y para evitar cuestionamientos señaló que seguiría usando su Lexus de siempre, el mismo que hoy está a la venta.

En junio de 2018 finalmente la polémica se zanjó bajo la misma modalidad de 2010, pero esta vez mediante un comodato con Hyundai, que facilitó un auto de su línea de alta gama, un Genesis G90, cuyo valor alcanzaba los $43 millones (USD 44 mil) por ese entonces.

El vendedor señaló que lo adquirió antes del deceso del expresidente.
El vendedor señaló que lo adquirió antes del deceso del expresidente.

Camioneta a lo Trump

Ese mismo 2018, finalmente Presidencia adquirió un Chevrolet Suburban, un vehículo de gran volumen y de características similares a las que suele usar el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

En la actualidad, y bajo la misma lógica, el Presidente Boric se traslada en una comitiva de camionetas Chevrolet Tahoe, adquiridas en 2021 por Carabineros para el trabajo del Grupo de Escolta Presidencial.

El querido Lexus de Piñera, en tanto, fue comprado a fines de 2018 por su hermano Pablo Piñera, reconocido economista que incluso a inicios de ese mismo año fue nombrado embajador de Chile en Argentina, pero sólo días más tarde desistió de la nominación a raíz de las críticas por su parentesco con el Mandatario.

Finalmente, el auto dejó la familia Piñera un mes y medio antes de la muerte del expresidente, en diciembre pasado. Así es como terminó publicado en Facebook semanas después del trágico accidente.

Contactado por Infobae, Yerko Buratovich, su actual dueño de nacionalidad argentina, corroboró la procedencia del vehículo y señaló que tras nueves semanas publicado, el Lexus aún se encuentra disponible. En su perfil de Marketplace es posible apreciar que tiene al menos otros nueves vehículos a la venta.

“Yo siempre he sido tuerca, mi primer auto lo tuve en Buenos Aires a los 15 años, era un Fiat 600. Y me dedico a eso, compro y vendo vehículos. Así que cuando se dio la posibilidad de comprar este auto, no lo pensé dos veces. Lo compré en diciembre, antes del fallecimiento de Piñera, y cuando lo fui a ver me enteré de quién era, al sacar el Certificado de Anotaciones Vigentes y Multas. Ahí sale que perteneció por cuatro años a Sebastián Piñera, de ahí pasó a su hermano, José, y luego pasó a nosotros. Lo adquirí como cualquier tipo tuerca, pues este auto costaba muy caro en Europa en su tiempo. Entonces, lo compré para quedármelo, pero después cuando pasó lo de Sebastián, dije bueno, quizás...”

-¿Qué características tiene?

A mi me encanta el auto, está impecable. Me fui a fin de año a Mendoza de paseo y funciona perfecto, es una bestia con muy buen consumo. Tiene hasta masajeadores traseros, está hecho para que te lleve un chófer más que para que lo maneje el dueño.

-¿Por qué decidiste publicarlo?

-Y, porque tomó un valor histórico que quizás yo no se lo voy a valorar tanto ocupándolo y deteriorándolo con el tiempo y el uso.

-¿Hay muchos interesados?

-Cientos, porque es muy fácil preguntar si está disponible en la aplicación. También me han hecho bromas pesadas, si viene con el helicóptero y cosas así. Gente muy resentida.