La Justicia de Guatemala suspendió por tercera vez el inicio del juicio contra José Rubén Zamora

El periodista fue detenido en julio de 2022 y condenado a seis años de prisión en 2023 por un supuesto caso de lavado de dinero

Compartir
Compartir articulo
La Justicia de Guatemala suspendió por tercera vez el inicio del juicio contra José Rubén Zamora (EFE)
La Justicia de Guatemala suspendió por tercera vez el inicio del juicio contra José Rubén Zamora (EFE)

La Justicia de Guatemala anunció este miércoles que, por tercera vez, definió posponer el inicio del juicio contra el ex director del diario elPeriódico, José Rubén Zamora, en el que se lo acusa de obstruir en las investigaciones de un caso en el que resultó absuelto en 2023.

El jefe de la Fiscalía Especial contra la Impunidad (FECI), Rafael Curruchiche, explicó que la suspensión responde a “problemas de salud” de la fiscal asignada, Brenda Guzmán, y, consultado por la prensa, dijo que no podría llevar a cabo él mismo el proceso ya que tiene otras responsabilidades en agenda.

“Yo no conozco en profundidad 496 expedientes de investigación que se manejan en el Ministerio Público”, sumó.

Zamora fue detenido el 29 de julio de 2022, cinco días después de acusar al gobierno de Alejandro Giammattei de corrupción. Meses después, en 2023, fue condenado a seis años de prisión bajo el argumento de lavado de dinero, que las autoridades le adjudicaron entonces. Sin embargo, una sala de apelaciones anuló su condena en octubre de ese año por anomalías en el proceso, a lo que el oficialismo respondió con nuevos señalamientos, esta vez por supuesta obstrucción en las investigaciones de aquel caso.

Desde entonces, el periodista permanece tras las rejas y denuncia a menudo la persecución política en su contra.

El periodista asegura ser víctima de una persecución política de Giammattei (EFE)
El periodista asegura ser víctima de una persecución política de Giammattei (EFE)

Así, tras conocer la noticia este miércoles, sostuvo que “según la ley, si no viene el fiscal titular puede venir otro fiscal”. “Incluso el fiscal principal es Curruchiche, que estaba ahí presente. Pudimos haber tenido el caso sin ningún problema”, apuntó.

También, reiteró su inocencia y confió en que, pronto, su caso se resolverá y recobrará la libertad.

“Yo me imagino la presión que sienten. Lo único que les queda para tenerme más tiempo es postergar esto pero yo los veo a ellos más preocupados. Yo estoy tranquilo”, continuó a la par que estimó que el Ejecutivo de Giammatei lleva “fácil gastados unos 20 millones de quetzales en sus políticas de terrorismo de Estado para perseguirme”.

Por otro lado, Zamora destacó que, desde la llegada a la presidencia de Bernardo Arévalo de León, sus condiciones “han mejorado”.

“Desde la llegada del nuevo Gobierno cambiaron las cosas. La primera semana me visitó el Ministro de Gobernación (Interior) y me ofrecieron cambiarme a un lugar mejor pero les pedí quedarme en mi bartolina (calabozo) bajo condiciones de dignidad y humanidad”, comentó.

Zamora destacó que, desde la llegada a la presidencia de Bernardo Arévalo de León, sus condiciones han mejorado (EFE)
Zamora destacó que, desde la llegada a la presidencia de Bernardo Arévalo de León, sus condiciones han mejorado (EFE)

Además destacó que “ayer en la noche fue la primera vez en un año y nueve meses que pude escuchar música en mi celda”. “Esto para mí fue un salto cualitativo y cuántico”, junto con el permiso para acceder a un pequeño gallinero de 12 metros cuadrados en el que camina y se ejercita, a diferencia del permiso previo para ver la luz del sol tan sólo una vez al día.

“Prácticamente estuve sometido a tortura, fueron muy despiadados” los funcionarios de la Administración de Giammattei, insistió. Por su parte, al asumir, Arévalo destacó que espera que el periodista recupere su libertad pronto.

Su caso generó preocupación en muchos organismos internacionales, que advirtieron en varias ocasiones por irregularidades y abusos. Incluso, se cuestionó que no se le permitiera presentar testigos y documentos de descargo.

La semana pasada, el relator especial para la libertad de expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Pedro Vaca, lo visitó en prisión para constatar las condiciones de su detención y verificar el cumplimiento de las medidas cautelares que se le impusieron en 2003, por “motivos vinculados con su labor periodística”.

(Con información de EFE y Europa Press)