Misterio en Uruguay: aparecieron dos manos y huesos en descomposición en la playa de José Ignacio

La Fiscalía investiga el hallazgo de los restos sobre la arena. Por el estado de putrefacción, se presume que las partes del cuerpo fueron traídas por el mar

Compartir
Compartir articulo
La playa de José Ignacio, en Uruguay (Crédito: Marcelo Umpierrez)
La playa de José Ignacio, en Uruguay (Crédito: Marcelo Umpierrez)

(Desde Montevideo, Uruguay) - La tranquilidad habitual de José Ignacio, el balneario exclusivo de Maldonado (Uruguay), se vio interrumpida por la aparición en la playa Brava de dos manos y huesos en estado de descomposición. Dos vecinos de la zona fueron quienes alertaron a la policía de ese hallazgo curioso en la arena y luego las autoridades confirmaron que se trataba de restos humanos.

Fue una pareja que caminaba por la arena la que vio los restos, pero no lograban definir a primera vista de qué se trataba. En el llamado a la policía afirmaron que podrían identificarse como “una mano humana”.

Esa zona es jurisdicción de la Prefectura y sus funcionarios fueron los encargados de ir hasta la playa, según informó el prefecto de Maldonado, Sebastián Sorribas, al noticiero Subrayado de Canal 10.

Aparentemente, detalló, se trataba de una mano derecha y una izquierda. Los huesos encontrados todavía no fueron identificados. “Estaban en un avanzado estado de descomposición, lo que va a hacer difícil el reconocimiento”, aseguró este jerarca. Todos los restos fueron encontrados en un radio de unos tres metros.

La Prefectura llamó a la policía técnica y se informó de esta situación a la fiscalía de San Carlos (una ciudad ubicada a 32 kilómetros), que continuará con las investigaciones de este hallazgo.

Las autoridades que concurrieron hasta el lugar retiraron las “piezas humanas” de la playa y las llevaron hasta la oficina del médico forense, para que sean analizadas. Está previsto que se haga un estudio de ADN para poder identificar a quién corresponden esos restos. Este estudio es la única forma posible de reconocimiento, dado el “avanzado estado de putrefacción”, indicó Sorribas.

El faro de José Ignacio
El faro de José Ignacio

“Hay que ver si podemos vincular ese hallazgo a un nombre, a una persona. Por el momento no hay mayor información porque no es una identificación fácil. Al menos no en forma primaria”, afirmó el perfecto de Maldonado.

La Prefectura también recorrió los alrededores de la zona para ver si era posible ubicar otras partes del cuerpo desmembrado, pero finalmente no encontraron nada más. El trabajo de este organismo, por tanto, finalizó en la misma mañana del jueves.

Los restos encontrados estaban “muy próximos a la costa, así que puede haber sido perfectamente traído desde el mar”, aseguró el prefecto. “Estamos en las primeras investigaciones, pero con pocos indicios más allá del hallazgo”, sostuvo.

La fiscal de San Carlos, Ana Laura Barrios, dispuso que se haga un relevamiento fotográfico de la escena y que se tomaran declaraciones a los testigos. Dispuso también que los restos fueran enviados al Instituto Técnico Forense, en Montevideo, para que se haga la comparación genética, informó el noticiero Telemundo de Canal 12.

Una de las posibilidades que analizan los investigadores es que se trate de restos de tripulantes de alguna embarcación extranjera, que haya sido arrastrada por la corriente. El estado en que se encontraban los restos humanos es lo que motiva esta hipótesis, informó el noticiero.

La playa de José Ignacio
La playa de José Ignacio

Las noticias de embarcaciones extranjeras en la costa uruguaya son habituales. Este año, por ejemplo, llegó hasta la costa uruguaya un supuesto pedido de ayuda de un tripulante de un barco pesquero chino. Estos buques suelen mantenerse con sus transmisores apagados para evitar ser detectados por la guardias costeras.

Este episodio, ocurrido en julio, motivó una investigación de la Armada y la Fiscalía uruguaya, en la que encontraron que había trabajadores que llevaban dos años en altamar sin tocar puerto y estaban descontentos porque ya había terminado su tiempo remunerado.

Uruguay ha sido foco de organismos internacionales por la pesca ilegal y ha sido catalogado como “puerto pirata”. De hecho, estudios académicos y otras investigaciones independientes lo señalan como uno de los lugares preferidos para las flotas pesqueras extranjeras.

Sin embargo, esta es solo una de las hipótesis que manejan las autoridades que prefieren no descartar otra líneas de investigación, informó el noticiero uruguayo.