La Fiscalía de Guatemala aseguró que las elecciones que ganó Bernardo Arévalo no son válidas

Además, abrió una nueva investigación contra el mandatario electo y pidió que se le retire la inmunidad

Compartir
Compartir articulo
El presidente electo de Guatemala, Bernardo Arévalo de León encabezó esta semana una marcha junto a simpatizantes y dirigentes políticos e indígenas en Ciudad de Guatemala (EFE/Edwin Bercián)
El presidente electo de Guatemala, Bernardo Arévalo de León encabezó esta semana una marcha junto a simpatizantes y dirigentes políticos e indígenas en Ciudad de Guatemala (EFE/Edwin Bercián)

El Ministerio Público (Fiscalía) de Guatemala, liderado por Consuelo Porras, aseguró este viernes que las elecciones ganadas este año por el presidente electo, Bernardo Arévalo de León, no son válidas por supuestas irregularidades administrativas del Tribunal Supremo Electoral. Esta decisión fue condenada por la Organización de Estados Americanos (OEA).

La Fiscalía, a quien Arévalo de León acusó en septiembre pasado de llevar a cabo un “golpe de Estado” en su contra, indicó que las actas electorales utilizadas en los comicios “son nulas de pleno derecho” ya que “no fueron autorizadas” inicialmente por el Tribunal Supremo Electoral.

La presunta invalidación de los resultados electorales fue presentada por la fiscal Leonor Morales, en rueda de prensa, quien dijo que deben quedar anuladas las elecciones de presidente, diputados, alcalde y diputados al Parlamento Centroamericano.

Consuelo Porras (EFE/Edwin Bercián)
Consuelo Porras (EFE/Edwin Bercián)

Como presunta razón para la anulación de las elecciones, Morales afirmó que existe una irregularidad administrativa ya que las actas electorales utilizadas no son las aprobadas originalmente por el Tribunal Supremo Electoral.

Los formatos utilizados no fueron los aprobados por el pleno de magistrados”, aseveró Morales, quien añadió que las votaciones “son nulas de pleno derecho”.

La abogada y diputada electa del Movimiento Semilla, Andrea Zeceña, advirtió en sus redes sociales que el Ministerio Público “no tiene ninguna autoridad” para declarar como nulas las elecciones.

Además, el Ministerio Público Fiscal anunció que ha hecho dos solicitudes de retiro de la inmunidad de Arévalo para investigarlo por presunto lavado de dinero y por la supuesta falsedad de documentos en la constitución de su partido, el Movimiento Semilla.

Bernardo Arévalo (EFE/David Toro)
Bernardo Arévalo (EFE/David Toro)

Según la fiscalía Arévalo tenía conocimiento de las falsificaciones de firmas cuando se creó la fuerza política que lo llevó a ganar la presidencia y también busca investigarlo por presuntamente no registrar los ingresos al partido.

La fiscalía también solicitó dos acciones para retirar la inmunidad del diputado Samuel Pérez, jefe de la bancada del partido, bajo las mismas acusaciones.

Con estas dos acciones suman tres las solicitudes de retiro de la inmunidad de Arévalo. La primera fue por la publicación de mensajes en la red social X, antes llamada Twitter, en los que apoyaba la toma de una universidad por parte de estudiantes que protestaban por la elección del rector.

La Fiscalía mantiene una arremetida contra el proceso electoral, Arévalo y el Movimiento Semilla, así como contra unos 150.000 ciudadanos que recibieron, contaron y resguardaron los votos de las elecciones generales.

Arevalo en una manifestación esta semana (REUTERS/Cristina Chiquin)
Arevalo en una manifestación esta semana (REUTERS/Cristina Chiquin)

La decisión de la Fiscalía llega cuando una delegación de senadores estadounidenses visitan el país para abordar la crisis política.

El congresista Tim Kaine, quien preside el subcomité de Relaciones Exteriores del Senado para el Hemisferio Occidental, encabeza la delegación que busca “resaltar la importancia de la gobernanza democrática y el Estado de derecho”, según un comunicado oficial.

Los senadores Dick Durbin, Jeff Berkeley, Peter Welch y Laphonza Butler, así como las representantes Norma Torres y Delia Ramírez, complementan la delegación del Congreso estadounidense, que llegó a Guatemala en medio de un panorama de incertidumbre por los ataques del Ministerio Público (Fiscalía) a los resultados de los comicios celebrados este año.

La delegación bipartidista resaltó en su comunicado que su visita se da “en un momento crítico para la democracia del país” y en medio de “constantes protestas a raíz de las acciones provocativas de la Fiscalía”.

Desde el pasado 12 de julio, la Fiscalía, dirigida por Consuelo Porras, ha implementado una serie de acciones judiciales contra las elecciones para intentar revertir la victoria del presidente electo.

En noviembre, el senador Kaine emitió un pronunciamiento donde condenó el actuar de la Fiscalía guatemalteca, por considerar que este perjudica “la estabilidad de toda la región”.

La Fiscalía ha secuestrado cajas con resultados de las elecciones, solicitado el retiro de inmunidad de los magistrados electorales, así como busca investigar al binomio presidencial electo, conformado por Arévalo de León y Karín Herrera, por un caso catalogado como “selectivo” por el Gobierno de Estados Unidos.

La visita de los senadores a Guatemala es la cuarta llegada de funcionarios estadounidenses en un mes, todos con el objetivo de observar las condiciones bajo las que se está realizando el proceso de transición.

El próximo 14 de enero, Arévalo de León, debe asumir la presidencia para el periodo 2024-2028 y sustituir al actual mandatario,Alejandro Giammattei.

(Con información de EFE y AP)