El Parlamento Centroamericano expulsó a Taiwán e incorporó a China como observador permanente

Taipéi protestó la medida y alertó sobre la influencia del régimen de Xi Jinping en la región. La Cancillería de la isla autogobernada dijo también que iban a salir de este órgano para “salvaguardar” su soberanía nacional y su “dignidad”

Compartir
Compartir articulo
El Parlamento Centroamericano expulsó a Taiwán e incorporó a China como observador. (EFE/Saúl Martínez)
El Parlamento Centroamericano expulsó a Taiwán e incorporó a China como observador. (EFE/Saúl Martínez)

El Parlamento Centroamericano, conocido como Parlacen, expulsó a Taiwán como observador de ese organismo político e incorporó a China, dijo el lunes en un comunicado, en medio de tensiones.

El Parlacen, integrado por legisladores de seis naciones como: El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá y República Dominicana, dio a conocer la decisión durante su sesión en Managua.

“Nicaragua sustenta su propuesta (...) en la resolución de la ONU del 25 de octubre de 1971″, dijo el Parlacen. “Considera a Taiwán como una provincia de China continental, por lo que la descalifica a participar como país independiente”, agregó.

China tiene más influencias en Centroamérica desde que El Salvador, Honduras y Nicaragua rompieron relaciones diplomáticas con Taiwán para estaclecerla con el gigante asiático. Previamente ya tenía relaciones con Costa Rica, Panamá y República Dominicana.

Taiwán criticó a los regímenes de China y Nicaragua por su expulsión del Parlamento Centroamericano. (Europa Press)
Taiwán criticó a los regímenes de China y Nicaragua por su expulsión del Parlamento Centroamericano. (Europa Press)

La medida tuvo una condena de Taipéi como respuesta.

El voto promovido por Nicaragua, uno de los nuevos aliados de China, supone un intento de ambos países para “socavar la democracia” en la región, criticó el Ministerio de Relaciones Exteriores taiwanés.

El organismo dijo también que iban a salir de este órgano para “salvaguardar” su soberanía nacional y su “dignidad”.

“La dictadura de Daniel Ortega en Nicaragua quiere convertirse en un peón de China”, criticó en un comunicado el martes.

Según dijo a la prensa el portavoz de la cancillería taiwanesa, Jeff Liu, la salida de Taipéi del Parlacen “demuestra la expansión del autoritarismo en Latinoamérica”.

China y Nicaragua son conocidos por ser dos países autoritarios (...) Esto es un ataque no sólo a Taiwán sino también al bando global de los países democráticos”, enfatizó.

La Cancillería de la Taiwán dijo también que iban a salir del Parlacen para “salvaguardar” su soberanía nacional y su “dignidad”. (REUTERS)
La Cancillería de la Taiwán dijo también que iban a salir del Parlacen para “salvaguardar” su soberanía nacional y su “dignidad”. (REUTERS)

Liu matizó que la salida del Parlacen no afectará la participación de Taiwán en otras dos organizaciones regionales, el Banco Centroamericano de Integración Económica, en el que Taipéi figura como socio extrarregional, y el Sistema de Integración Centroamericana (SICA), donde es observador.

La decisión supone el último revés diplomático en la región para Taiwán, que en marzo vio cómo Honduras cambiaba su alianza y establecía relaciones con China.

Hace dos años fue Nicaragua quien rompió sus lazos con Taipéi en beneficio de Beijing.

Desde la llegada al poder en Taipéi de la presidenta Tsai Ing-wen, China intensificó la presión contra esta isla y le quitó nueve aliados diplomáticos.

Dentro del Parlacen, solo Guatemala mantiene su tradicional alianza con Taiwán tras el cambio de lealtades de El Salvador, República Dominicana, Panamá y los mencionados Honduras y Nicaragua.

La isla de gobierno democrático solo cuenta con 13 aliados oficiales en el mundo, entre ellos Belice y Paraguay.

(Con información de Reuters)

Seguir leyendo: