El embajador argentino Gabriel Fuks abandonó Ecuador en medio de nuevas acusaciones del gobierno de Lasso en su contra

El diplomático fue declarado persona non grata tras la fuga de la embajada argentina de una ex ministra de Rafael Correa condenada por corrupción

Compartir
Compartir articulo
El embajador argentino, Gabriel Fuks, fue declarado persona non grata y expulsado de Ecuador.
El embajador argentino, Gabriel Fuks, fue declarado persona non grata y expulsado de Ecuador.

Gabriel Fuks, embajador de argentina, abandonó Ecuador a las 10h00 (hora local) de este viernes, 17 de marzo. Su viaje ocurre casi 72 horas después de que el gobierno de ese país lo declarara como persona non grata y lo expulsara de su territorio. Según las autoridades ecuatorianas, Fuks mintió y entregó información inconsistente sobre la fuga de María de los Ángeles Duarte, la ex ministra correísta sentenciada por corrupción que estaba asilada en la Embajada argentina en Quito, pero que apareció el lunes en Caracas.

El diplomático argentino ha sido calificado como cómplice de la fuga de Duarte. El canciller ecuatoriano Juan Carlos Holguín dijo, este viernes, en FM Mundo que: “Ese señor (Gabriel Fuks) no solo fue cómplice de la salida de la señora Duarte de la Embajada sino que nos ha mentido, desde el lunes hasta el miércoles, no en una sino en varias ocasiones, y fue su propio presidente (Alberto Fernández) el que lo desminitó y su propio canciller (Santiago Cafiero) el que lo desmintió”. Holguín además agregó: “creo que también está involucrado el embajador argentino en Caracas (Óscar Laborde)”.

Fuks abandonó el país a las 10h00, según dijo Holguín. Infobae conoció que el embajador aterrizará hoy en Bogotá, Colombia, donde realizará una escala y arribará a la Argentina en la madrugada del domingo, 19 de marzo.

María de los Ángeles Duarte, ex ministra de Rafael Correa y condenada por corrupción, estaba alojada en la Embajada argentina en Quito desde el 2020.
María de los Ángeles Duarte, ex ministra de Rafael Correa y condenada por corrupción, estaba alojada en la Embajada argentina en Quito desde el 2020.

El escape de María de los Ángeles Duarte, que estaba asilada en la sede diplomática argentina en Quito desde 2020 y que había recibido el asilo de ese país en diciembre de 2022, ha puesto en vilo las relaciones entre Ecuador y Argentina, dos países que históricamente han mantenido buenas relaciones bilaterales.

Las versiones inconsistentes sobre el día en que Duarte abandonó la embajada, la tardía notificación de Argentina a Ecuador, y el supuesto desconocimiento sobre su paradero llevaron al gobierno ecuatoriano a romper las relaciones de confianza con Fuks y expulsarlo. Lo propio hizo Argentina con el diplomático Xavier Monge, que representaba a Ecuador ante Alberto Fernández.

Duarte salió de la Embajada argentina en Quito el 10 de marzo, aprovechando la celebración de un asado. Hasta ahora se ha confirmado que dejó el predio, ubicado en el centro norte de la urbe ecuatoriana, en un vehículo diplomático, aunque se desconoce de qué país era el auto.

Gabriel Fuks habría mentido a las autoridades ecuatorianas sobre el escape de María de los Ángeles Duarte y ha sido calificado como "cómplice" por el canciller de Ecuador, Juan Carlos Holguín.
Gabriel Fuks habría mentido a las autoridades ecuatorianas sobre el escape de María de los Ángeles Duarte y ha sido calificado como "cómplice" por el canciller de Ecuador, Juan Carlos Holguín.

A pesar de esto, el canciller Holguín recibió la notificación sobre el escape de la ex ministra el lunes, 13 de marzo, a las 17h29 (hora local), cuando su homólogo argentino, Santiago Cafiero, lo llamó y le dio la noticia.

En dos reuniones celebradas el lunes y el martes, Fuks aseguró ante las autoridades ecuatorianas que Duarte tal vez se fue el viernes o el sábado. El 14 de marzo, un comunicado oficial de Argentina aseguró que entre el sábado y el domingo se percataron de que Duarte no estaba en la embajada.

El martes por la mañana, Fuks dijo que desconocía el paradero de Duarte. Sin embargo, un comunicado oficial de la Cancillería argentina informaba que la ex ministra se había presentado a las 11h00 (hora de Caracas) ante el embajador Óscar Laborde, que representa a Fernández ante el régimen de Nicolás Maduro.

En declaraciones ofrecidas por Laborde, el 15 de marzo, el diplomático aseguró que el lunes por la tarde –coincidente al momento que Cafiero avisó a Holguín sobre el escape– Duarte lo llamó y le pidió una cita para el siguiente día en su despacho.

El embajador Gabriel Fuks tuvo previos llamados de atención de las autoridades ecuatorianas. Uno de ellos se refirió a sus declaraciones sobre un caso juzgado por la justicia de Ecuador y la intención de colocar el busto de Néstor Kirchner en la Plaza Argentina de Quito.
El embajador Gabriel Fuks tuvo previos llamados de atención de las autoridades ecuatorianas. Uno de ellos se refirió a sus declaraciones sobre un caso juzgado por la justicia de Ecuador y la intención de colocar el busto de Néstor Kirchner en la Plaza Argentina de Quito.

El Canciller de Ecuador también ha evidenciado que Fuks no fue claro ante la negativa de entregar las grabaciones de seguridad al gobierno ecuatoriano. Primero Fuks le aseguró que la sede diplomática no tenía cámaras de seguridad, luego modificó su respuesta y dijo que sí las tenía pero que estaban dañadas, finalmente Fuks dijo que no entregaría las grabaciones.

Holguín también ha mencionado que desde que Fuks llegó al país, en octubre de 2022, hubo dos incidentes en los que le pidieron que se moderará. El primero sucedió cuando el embajador pidió que se instalará el busto de Néstor Kirchner en la Plaza Argentina de Quito e hizo referencia al caso Sobornos 2012-2016, cuando la justicia ecuatoriana sentenció a Rafael Correa, a María de los Ángeles Duarte y a otros correístas por corrupción. En una segunda ocasión, Fuks también habría ironizado públicamente sobre el mismo caso.

Además, en una comparecencia pública ante una comisión legislativa, Holguín dijo que “información pública de Argentina manifestaba en ese momento (octubre del año pasado) que se ha destrabado la aprobación del senado argentino para autorizar a que venga como embajador, el señor Fuks, una vez que, por pedido de la señora Cristina Kirchner (vicepresidenta de Argentina), se comprometa al regreso de María de los Ángeles Duarte y a conseguir un salvoconducto”.

Aunque Ecuador y Argentina han reiterado su intención de superar este impasse diplomático, hasta el momento aún se ve lejano el nombramiento de nuevos embajadores. Por ahora, las misiones diplomáticas están lideradas por los encargados de negocios de ambos países.

Seguir leyendo: