Un peligroso reto viral de TikTok afecta a niños y jóvenes ecuatorianos

El desafío consiste en ingerir un fármaco que se usa para tratamientos psiquiátricos y luego registrar en video los efectos de este en el cuerpo de quien lo consume

Compartir
Compartir articulo
El reto viral ya fue advertido en países como México donde varios menores resultaron intoxicados, ahora en Ecuador, hay niños y adolescentes que han caído en la tendencia que puede ser mortal (Reuters / Especial)
El reto viral ya fue advertido en países como México donde varios menores resultaron intoxicados, ahora en Ecuador, hay niños y adolescentes que han caído en la tendencia que puede ser mortal (Reuters / Especial)

Un peligroso reto viral difundido en la red social TikTok ha afectado a varios menores en Ecuador y, según algunos expertos, los casos podrían incrementarse por lo que sugieren a los padres estar atentos ante los síntomas que puedan presentar sus hijos.

El “reto clonazepam”, también llamado “el que se duerma al último, gana”, induce a los niños y adolescentes a tomar un fármaco perteneciente al grupo de las benzodiazepinas que actúa sobre el sistema nervioso central y que se usa como parte de tratamientos psiquiátricos para varias patologías.

El desafío viral en TikTok consiste en ingerir el fármaco, registrar la escena con la videocámara de un teléfono móvil y observar los efectos del clonazepam en el organismo. Quienes lo consumen por primera vez experimentan somnolencia, mareos, pérdida del equilibrio, problemas con la coordinación, dificultad para pensar o recordar y adormecimiento. El reto consiste en contener el sueño producido por el medicamento y resistirse a dormir.

El medio ecuatoriano El Universo recogió el testimonio de una madre de un niño de 9 años que observó que su hijo dormía más de 12 horas y a pesar de eso continuaba somnoliento el resto del día. A esto se sumaron desmayos y vómitos. Al llevarlo a un centro de salud, los exámenes mostraron que el pequeño tenía clonazepam en su cuerpo.

El clonazepam es un fármaco de la familia de las benzodiazepinas que se utiliza en tratamientos psiquiátricos
El clonazepam es un fármaco de la familia de las benzodiazepinas que se utiliza en tratamientos psiquiátricos

El clonazepam se utiliza en tratamientos psiquiátricos para controlar ciertos tipos de convulsiones o para aliviar los denominados ataques de pánico, que son sentimientos repentinos e inesperados de miedo extremo que pueden conducir al suicidio.

El niño ecuatoriano de nueve años que recibió ese centro de salud era el segundo paciente, en dos días, tratado por la misma causa.

En Ecuador, el clonazepam solo puede venderse con un permiso especial del Ministerio de Salud otorgado por un médico psiquiatra tratante. El permiso consiste en un formulario numerado por la Cartera de Estado, del tamaño de una receta, en donde el psiquiatra indica la dosis, el número de pastillas a ingerir, su firma de responsabilidad y el sello en donde se indica la numeración del especialista y el permiso para conceder este tipo de fármacos. Sin embargo, según algunos expertos, el clonazepam se vende libremente en el sector La Bahía, un mercado popular, en el centro de Guayaquil.

Hace casi dos semanas en México cinco estudiantes resultaron intoxicados por la ingesta de medicamentos controlados, principalmente clonazepam. La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios de ese país alertó sobre el riesgo que representa consumir este fármaco, especialmente en combinación con otros.

En Ecuador, el clonazepam solo puede adquirirse con una autorización especial del Ministerio de Salud que es emitida por el médico tratante
En Ecuador, el clonazepam solo puede adquirirse con una autorización especial del Ministerio de Salud que es emitida por el médico tratante

Parte del reto viral es que los menores combinen distintos tipos de fármacos con efecto ansiolítico –es decir psicotrópicos con acción depresora del sistema nervioso central– e incluso algunos incitan a que se use alcohol y otras drogas, lo que podría producir un estado de coma en quien ingiere ese cóctel farmacológico. Según el vademecum de la National Library of Medicine de los Estados Unidos, la combinación indiscriminada de clonazepam con alcohol u otras drogas puede producir intoxicaciones intensas conducentes a la muerte.

Según la información de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México, el consumo de Clonazepam suele ser recomendado por períodos breves, porque “puede causar dependencia tras la toma de forma ininterrumpida del medicamento durante tiempo prolongado”.

Cuando un paciente experimenta una sobredosis de clonazepam se “produce depresión del SNC (sistema nervioso central) y puede presentarse somnolencia, confusión, coma y disminución de los reflejos”, según la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México. En este caso, los pacientes deben someterse de inmediato a un lavado gástrico y se les deberá monitorear la respiración, el pulso y la presión arterial.

La Policía Cibernética Mexicana advirtió sobre la popularidad de este reto en la red en el 2022. Durante ese año se detectaron 500 videos grabados por menores de edad en los que consumen medicamentos con propiedades ansiolíticas en escuelas.

Seguir leyendo: