EEUU advirtió a la dictadura cubana que impondrá más sanciones si persigue a los promotores de la movilización opositora

Estados Unidos no se quedará quieto si se “violan los derechos fundamentales” del pueblo cubano o se procesa a los promotores de la marcha cívica convocada para el 15 de noviembre

La gente reacciona durante manifestaciones contra y en apoyo del gobierno en La Habana (Foto: Reuters)
La gente reacciona durante manifestaciones contra y en apoyo del gobierno en La Habana (Foto: Reuters)

Estados Unidos advirtió este viernes que responderá, posiblemente con sanciones, si se “violan los derechos fundamentales” del pueblo cubano o se procesa a los promotores de la marcha cívica opositora convocada para el 15 de noviembre en Cuba.

Así lo indicó en una entrevista con la agencia EFE Juan González, el principal asesor para Latinomérica del presidente estadounidense, Joe Biden, después de que la Fiscalía cubana amenazara con imputar delitos a los convocantes de esa marcha opositora en caso de que la lleven a cabo.

Aquellos individuos que estén involucrados en violar los derechos fundamentales y universales del pueblo cubano, es algo a lo que nosotros hemos dejado muy claro que tenemos toda la intención de responder”, recalcó González por vía telefónica.

El asesor de Biden respondía así a la pregunta de si Washington sancionará a responsables cubanos en caso de que los organizadores de la marcha de noviembre acaben procesados o encarcelados por mantener en pie esa manifestación pacífica, una iniciativa inédita en 60 años.

El principal asesor del Gobierno de EEUU para Latinoamérica, Juan González (Foto: EFE/Raúl Martínez)
El principal asesor del Gobierno de EEUU para Latinoamérica, Juan González (Foto: EFE/Raúl Martínez)

El Gobierno cubano ha negado el permiso para celebrar esa marcha, que considera “ilícita”, y este jueves la Fiscalía Provincial de La Habana afirmó que si los convocantes mantienen su plan, podrían incurrir en delitos penados con sanciones económicas y privación de la libertad de tres meses a un año.

En un desafío al Gobierno, los activistas anunciaron la semana pasada que mantendrían la convocatoria de su marcha pacífica, que tiene como objetivo pedir el respeto a los derechos y la liberación de los presos políticos, entre otros temas. Estados Unidos ha criticado duramente la decisión del Gobierno cubano de impedir la celebración de la protesta, y González opinó este viernes que los líderes de la isla le tienen “miedo a tener una conversación nacional con el pueblo cubano”.

“Amenazar a manifestantes pacíficos demuestra que uno ha perdido la voluntad y el apoyo del pueblo”, subrayó el asesor de Biden. “El futuro de Cuba no se va a determinar desde Washington, (pero) nosotros estamos totalmente comprometidos en apoyar, respaldar y fortalecer la voz del pueblo cubano que quiere un cambio”, remarcó.

González también habló de la línea más dura que ha tomado hacia Cuba Biden, que ha sancionado a altos cargos militares de la isla por su presunto papel en la represión de las protestas del pasado 11 de julio y ha evitado seguir la senda del deshielo que marcó el expresidente Barack Obama (2009-2017).

“Lo que tenemos que reconocer es que había un mundo antes del 11 de julio y otro después, donde el régimen se quitó la máscara en los actos represivos en contra del pueblo”, indicó el funcionario.

Al contrario que durante el llamado “maleconazo” de 1994, lo que pasó en julio en las protestas de Cuba “ahora lo está viendo el mundo”, y “las personas que están sacrificando sus vidas, sus derechos” quieren “que los vean, y que los defiendan”, añadió.

Nosotros estamos comprometidos en eso, y eso no lo vemos como una línea dura, sino que es un compromiso a favor de los derechos fundamentales de los cubanos”, señaló González.

El asesor no quiso pronunciarse sobre la postura de Biden respecto al embargo estadounidense sobre Cuba, al afirmar que ese es “un tema del Congreso de Estados Unidos”, que es el que tiene la capacidad de levantarlo.

Si quisiera, Biden podría instar al Congreso a levantar el embargo, como hizo Obama en su segundo mandato, pero su Gobierno optó este año por defenderlo durante la votación anual en la ONU de una resolución que condena esa medida estadounidense, al votar en contra del texto,

(Con información de EFE)

Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR