Crece la cantidad de migrantes que mueren intentando ingresar a Chile por pasos ilegales en la frontera norte

En las últimas horas, una mujer boliviana murió en medio del desierto. Con ella, la cifra se elevó a 16 fallecidos en la zona durante este año

Venezuelan migrants walk along a path after using an illegal crossing at the border with Bolivia in the Colchane area, Chile, February 8, 2021. REUTERS/Alex Diaz NO RESALES NO ARCHIVE
Venezuelan migrants walk along a path after using an illegal crossing at the border with Bolivia in the Colchane area, Chile, February 8, 2021. REUTERS/Alex Diaz NO RESALES NO ARCHIVE

Una nueva víctima fatal en pasos no habilitados de la frontera entre Chile y Bolivia se registró en las últimas horas. Las autoridades hacen un llamado al gobierno de Sebastián Piñera a llevar la conversación con los países vecinos para buscar soluciones al denominado “fenómeno migratorio” que mantiene un alto flujo de ingreso de migrantes a Chile. En lo que va de este año, ya 16 personas han muerto intentando llegar a Chile, entre ellas un bebé.

Una mujer de 47 años, identificada como Rosa Beyuna Cárdenas, procedente de Santa Cruz, se suma a la fatal lista de migrantes que han perdido la vida en la comuna altiplánica de Colchane, pueblo ubicado en la desértica frontera con Bolivia, a más de 3 mil 600 metros de altura sobre el nivel del mar. Hasta el momento son 16 las personas migrantes que han perdido la vida este año y 4 en lo que va de este mes, una de ellas un lactante de 9 meses.

Se trata de la boliviana, quien viajaba junto a una amiga procedente de Santa Cruz. Ambas ingresaron al país por un paso no habilitado y tras avanzar 1,6 kilómetros al interior de la frontera chilena comentó a su amiga que sentía dolores en el cuerpo tras lo cual perdió el conocimiento. De inmediato, la acompañante avisó a Carabineros apostados en los puestos de observación fronteriza, pero cuando llegaron a prestar auxilio la encontraron sin signos vitales presuntamente a causa de las bajas temperaturas registradas en el sector. El hecho ocurrió al sur del Complejo Fronterizo Integrado, en el sector de los bofedales de Pisiga Carpa.

Al respecto, el doctor del consultorio municipal de Colchane, Guillermo Tapia, explicó que a las 11:00 horas recibieron el llamado de carabineros para ir al lugar, constatando que la mujer se encontraba sin vida. La fallecida y su amiga tenían como destino la nortina ciudad de Iquique, en la región de Tarapacá, que se encuentra a 237 kilómetros de distancia.

Pese a las extremas temperaturas y a la pandemia por el coronavirus, el paso fronterizo en esa zona andina se ha convertido estos últimos meses en la ruta más utilizada por extranjeros indocumentados que quieren ingresar a Chile. A diferencia de la frontera con Perú en Arica, esta zona fronteriza es menos custodiada por la policía a causa de su extensión, de 861 kilómetros.

Venezuelan migrant Rubi Alexander G. (L) and friends walk under cold temperatures at night along the highway that links Colchane with Iquique, after crossing from Bolivia, in Huara, Chile, on February 17, 2021. - Crossing the highlands of the border between Bolivia and Chile on foot is the hardest part of the journey Venezuelan migrants go through on their way to Iquique or Santiago. (Photo by MARTIN BERNETTI / AFP)
Venezuelan migrant Rubi Alexander G. (L) and friends walk under cold temperatures at night along the highway that links Colchane with Iquique, after crossing from Bolivia, in Huara, Chile, on February 17, 2021. - Crossing the highlands of the border between Bolivia and Chile on foot is the hardest part of the journey Venezuelan migrants go through on their way to Iquique or Santiago. (Photo by MARTIN BERNETTI / AFP)

A la fecha son alrededor de 3.500 personas migrantes, según habitantes, las que se encuentran varadas en las calles de Iquique, gran parte de ellas luego de haber ingresado a Chile por los pasos no habilitados.

La mayoría llega desde Venezuela buscando una oportunidad en Chile, pero -entre las restricciones sanitarias, la política migratoria y su escasez de recursos económicos- quedan atrapadas sin poder continuar el viaje por el país, durmiendo en albergues o en campamentos improvisados en las calles. Según la Policía de Investigaciones (PDI) de Chile, entre enero y julio de este año se registraron 23.673 denuncias por ingreso al país a través de pasos no habilitados, lo que supone 40 % de todo 2020.

Un diverso grupo de organizaciones sociales en Chile publicó un comunicado emplazando al Gobierno de Sebastián Piñera a cambiar su política migratoria luego de que el 25 de septiembre una marcha antiinmigración en el norte del país terminara en violentos ataques contra la población extranjera. “De continuar con las actuales políticas migratorias se seguirá complejizando la convivencia entre las comunidades locales y migrantes. Nadie quiere que se perpetúe un círculo de irregularidad, exclusión e incluso violencia. Es urgente un cambio de timón en las políticas del Gobierno”, asegura el comunicado firmado por 24 organizaciones, entre las que se cuentan el Hogar de Cristo y la Asociación Venezolana en Chile, entre otras.

Ante la crisis migratoria, en la fronteriza localidad está siendo instalado un campamento transitorio para quienes ingresan al país en forma irregular. Según las autoridades locales son cientos los migrantes que ingresan por pasos no habilitados al sur del Complejo Fronterizo Integrado ubicado en Colchane y lo hacen por el sector de los Bofedales de Pisiga Carpa, por lo que no tienen ningún control y corren muchos riesgos. Al respecto el alcalde de Colchane, Javier García Choque, explicó que estos migrantes irregulares no buscan autodenunciarse sino llegar rápidamente a las ciudades que tienen como destino en Chile: “Estos lamentables decesos se dan por el cierre del Complejo Fronterizo, que hace que los migrantes pasen por los Bofedales, lejos de toda alternativa de cuidados que podrían recibir si sienten molestias”, comentó, lamentando de paso lo que a su juicio son las políticas inconsultas del gobierno de Piñera para atender el fenómeno migratorio: “Si el gobierno se sentara a escuchar a todos los actores se daría cuenta del amplio espectro del fenómeno migratorio y podríamos revertir gran parte de las consecuencias negativas de éste”, sostuvo el edil. La autoridad lamentó la crisis humanitaria que se evidencia en plazas y alrededores de su comuna de mil 700 habitantes, que son en su mayoría de origen aimara, a quienes les ha tocado vivir la otra cara del ingreso ilegal de personas, explicando que algunos migrantes incluso han tomado como refugio las viviendas de los habitantes.

Venezuelan migrant Jeighel, 18, walks along the highway that links Colchane with Iquique, after crossing from Bolivia, in Huara, Chile, on February 17, 2021. - Crossing the highlands of the border between Bolivia and Chile on foot is the hardest part of the journey Venezuelan migrants go through on their way to Iquique or Santiago. (Photo by MARTIN BERNETTI / AFP)
Venezuelan migrant Jeighel, 18, walks along the highway that links Colchane with Iquique, after crossing from Bolivia, in Huara, Chile, on February 17, 2021. - Crossing the highlands of the border between Bolivia and Chile on foot is the hardest part of the journey Venezuelan migrants go through on their way to Iquique or Santiago. (Photo by MARTIN BERNETTI / AFP)

Cómo opera el campamento transitorio en Colchane

Se trata de una superficie de media hectárea ubicada a un costado del Complejo Fronterizo Colchane, ubicado a un kilómetro del pueblo, y estará delimitado por rejas. Tendrá 15 carpas térmicas para que puedan dormir quienes ingresen al país y un área con sombra para estar en el día. Su capacidad será de 200 personas, quienes recibirán 2 raciones de alimentos al día. Se estima que las familias que lleguen a este campamento permanecerán entre dos horas y una semana en el lugar -dependiendo del resultado del examen PCR que se les hará al ingresar-, antes de ser derivadas a una residencia sanitaria. Los grupos familiares que lleguen a este campamento no serán separados.

El campamento contará con luz eléctrica, baños y 5 estanques de agua potable para la hidratación de sus residentes temporales. También contará con áreas especiales para niños que hayan ingresado al país sin la compañía de adultos. Se espera que el centro entre en operación, a más tardar, el próximo lunes.

Se trata de lo que Carabineros denomina “Campamento Humanitario Transitorio” y que es el lugar donde serán trasladados los migrantes que hayan ingresado irregularmente al país. Los uniformados explicaron que su instalación no busca promover la migración irregular sino que entregar mejores condiciones para los migrantes, frente a lo cual el gobierno ha reiterado que retomará su plan de expulsiones del territorio.

La crisis migratoria registrada en Chile tuvo uno de sus momentos más complejos el 25 de septiembre pasado, cuando una manifestación en contra de la migración irregular en Alto Hospicio e Iquique terminó con la quema de carpas y enseres de migrantes que pernoctaban en la nortina ciudad. Los hechos ocurrieron en la ciudad de Iquique, 1.400 kilómetros al norte de Santiago, cuando un grupo de personas chilenas que participó en una multitudinaria manifestación de marcado tono antiinmigrante quemó carpas, frazadas, juguetes y colchones que eran utilizados por extranjeros que pernoctaban en espacios públicos a la espera de una solución a su situación migratoria.

Al centro de Colchane se sumará otro similar en Huara, pero con la mitad de su capacidad. En tanto la capacidad regional de residencias sanitarias aumentará con un centro en Alto Hospicio que podrá recibir entre 200 y 250 personas. A esto se suma la capacidad ya instalada de residencias sanitarias en Iquique, para 350 personas, la que también se planea ampliar.

Alentados por Piñera

Más de dos años han pasado desde que el Presidente Piñera visitara la frontera entre Colombia y Venezuela, específicamente la ciudad de Cúcuta, donde se realizó un gran acto en apoyo a los afectados por la crisis en Venezuela. En la oportunidad, el mandatario chileno accedió al podio y hablando a un costado de Juan Guaidó, el líder opositor venezolano, criticó duramente al régimen de Nicolás Maduro afirmando que “No hay nada más perverso que un régimen que niega la ayuda humanitaria a su propio pueblo” invitándoles de paso a viajar al país: “Vamos a seguir recibiendo venezolanos en Chile”, afirmó. Una intervención que ha sido destacada por personeros de la política en Chile que advierten que el primer Mandatario invitó a extranjeros a vivir al país, y que po lo tanto, debe propiciar las condiciones para recibirlos con dignidad. En la actualidad, en el país viven más de 1,4 millones de extranjeros, lo que equivale a más del 7% de la población. De ellos, 500 mil son venezolanos, que se han convertido en la colonia extranjera más numerosa en el país, según datos del Instituto Nacional de Estadísticas, INE.

SEGUIR LEYENDO

TE PUEDE INTERESAR