Escándalo en Brasil por la falsa vacunación de ancianos contra el covid-19: denuncian que las jeringas estaban vacías

Tres videos captados en sitios distintos del país muestran claramente cómo fue el engaño. Temen que la práctica esté extendida

"Vacunas de aire" en Brasil

Mientras en el mundo se destapan escándalos por vacunados VIP, centros de inmunización secretos, funcionario públicos que mueven influencias para inocularse incluso antes de que comiencen las campañas oficiales y hasta casos de triple dosis, en Brasil otro escándalo causa indignación: las vacunas de aire. Es que en los últimos días se descubrieron engaños en la aplicación de las vacunas en ancianos.

Vacunas de aire, jeringas vacías, falsas aplicaciones… Los ancianos fueron víctimas de simulación: pensaron que estaban siendo vacunados pero en realidad eran protagonistas involuntarios de una escenificación. Recibían el pinchazo pero o bien se trata de jeringas vacías o directamente la enfermera a cargo de la aplicación nunca empujaba el émbolo.

En las imágenes se evidencia que la enfermera nunca empuja el émbolo de la jeringa
En las imágenes se evidencia que la enfermera nunca empuja el émbolo de la jeringa

Tres videos publicados en redes sociales, y replicado por la cadena Telemundo después, fueron grabados por familiares de adultos mayores y muestran el preciso momento en que profesionales de la salud insertaron las agujas en los pacientes, pero no inyectaron la dosis contra el COVID-19.

Según informa Telemundo, las técnicas de enfermería comprometidas en este caso ya fueron separadas de sus cargos y una de ellas declaró que no fue intencional.

La jeringa, en este casa, estaba vacía cuando la enfermera pincha al anciano
La jeringa, en este casa, estaba vacía cuando la enfermera pincha al anciano

“Si las investigaciones confirman que hubo desvío de dosis, o cualquier otra irregularidad, el profesional de salud podrá ser acusado por el crimen de peculado (malversación de fondos), que tiene penas que pueden llegar hasta a 12 años de prisión”, señaló la Policía Civil de Río de Janeiro en un comunicado

Uno de los casos fue registrado en la ciudad de Petrópolis, en la región serrana de Río de Janeiro, donde el vídeo de una anciana recibiendo una inyección sin vacuna ganó gran repercusión en las redes sociales. La enfermera responsable aseguró que el fallo no fue intencional y recalcó que no percibió el problema en el momento de la inoculación, pero fue suspendida mientras se investigan los hechos, según confirmó la Secretaría de Salud de Petrópolis.

Pese a considerarlo un episodio “aislado”, el Ayuntamiento de la localidad reforzó el protocolo de vacunación para evitar nuevos casos y orientó a los enfermeros a aumentar la “transparencia” durante el proceso, según explicó a Efe el secretario de Salud de Petrópolis, Aloisio Barbosa da Silva. “Brasil tiene un gran equipo de enfermeros. Un hecho aislado no puede comprometer un servicio que sigue los protocolos del Ministerio de Salud. Lo importante es tomar la vacuna”, resaltó.

En Niteroi, también en Río de Janeiro, la policía acusó formalmente por malversación de fondos a una enfermera que, de “forma consciente”, no aplicó la vacuna a una anciana de 90 años.

“El análisis del video deja claro que estaba consciente de que no estaba aplicando la vacuna, hasta porque fue alertada y cuestionada por la familia y respondió de forma irónica”, explicó a la estatal Agencia Brasil el comisario Luiz Henrique Pereira.

Pese a que los casos registrados hasta el momento son aislados, las denuncias sobre fraudes en la vacunación han aumentado la desconfianza por parte de los ciudadanos y alentado la propagación de noticias falsas.

Brasil, uno de los países más azotados del mundo por la pandemia junto con Estados Unidos e India, alcanzó hoy los 244.737 muertos y los 10.084.208 casos acumulados desde que se registró el primer contagio, hace casi un año.

Con una media diaria de mil muertos por día, el gigante latinoamericano atraviesa uno de los momentos más críticos de la segunda ola de la pandemia.

Las autoridades temen que la situación se agrave en las próximas semanas con la propagación de las nuevas variantes del virus y con el aumento de casos tras las aglomeraciones registradas durante el festivo de Carnaval.

La crisis sanitaria podría recrudecerse todavía más ante la suspensión del proceso de inmunización en diversas ciudades de Brasil debido a la falta de dosis de la vacuna anticovid cuando tan solo ha sido inmunizado poco más del 2 % de la población.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: