Túnel en una cárcel de Paraguay

Al menos 28 guardias y personal jerárquico quedaron detenidos este domingo luego de que 75 prisioneros, en su mayoría pertenecientes a la organización criminal brasileña Primer Comando Capital (PCC), se fugaran de la prisión de Pedro Juan Caballero, en el este de Paraguay, según informó la prensa local.

Las fiscales de Pedro Juan Caballero, Reinalda Palacios, y de Asunción, María Irene Álvarez, dieron la orden de demorar a la totalidad del turno que estaba en funciones durante el escape, que se produjo en la madrugada de este domingo. “Todos serán investigados y existe la posibilidad de que se amplíe el número”, expresó Palacios, de acuerdo al periódico ABC Color.

Además, el director de la cárcel, Christian González, así como también los jefes de seguridad y guardia del penal, fueron destituidos y se encuentran detenidos.

Los guardia cárceles demorados fueron trasladados al Departamento de Investigaciones de la Policía Nacional de Paraguay en Amambay, indicó el periódico paraguayo La Nación.

El periódico ÚItima Hora consignó que el Ministerio Público sospecha que el personal carcelario pudo haber participado de la fuga liberando a parte del total de reos que escaparon.

Según las primeras informaciones, un contingente de los prisioneros abandonó el penal a través de un túnel, mientras que otros lo hicieron por diferentes medios.

La ciudad de Pueblo Juan Caballero
La ciudad de Pueblo Juan Caballero

Los fugados son considerados de alta peligrosidad, señaló Última Hora, y entre ellos figura el jefe criminal Sergio de Arruda Quintiliano Neto, alias Minotauro, que pertenece al PCC y fue capturado en Brasil en 2019.

Como consecuencia de la escandalosa fuga la ministra de Jusiticia de Paraguay, Cecilia Pérez, ha puesto su cargo a disposición del gobierno del presidente Mario Abdo Benítez, sin que hasta el momento esté claro su destino.

Una imagen de la Penitenciaría de Pedro Juan Caballero
Una imagen de la Penitenciaría de Pedro Juan Caballero

Cinco camionetas en las que se fugaron parte de los reclusos fueron encontradas incendiadas en Ponta Porá, en el lado brasileño de la frontera, reportó Elena Andrada, portavoz de la Policía, que ya inició un operativo de búsqueda de los fugados en la zona de Pedro Juan Caballero, fronteriza con Brasil y uno de los centros de operaciones del PCC.

El pasado diciembre, la ministra Pérez informó de que contaban con “información de inteligencia penitenciaria” que apuntaba a un plan de fuga o rescate de líderes del PCC, los cuales aportarían una recompensa de 80.000 dólares para ese operativo. Además, señaló que no se descartaba que el objetivo fuera liberar a más de una persona de alguno de los centros penitenciarios del norte del país, en concreto, de la cárcel de Pedro Juan Caballero.

Ante esa posible amenaza de fuga, Justicia anunció entonces el refuerzo de la seguridad en los penales del país, donde ya se cuenta con presencia policial y militar, según establece la Ley de Emergencia Penitenciaria.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: