Brasil pide acciones "concretas" tras el reconocimiento de Portugal sobre la esclavitud

Compartir
Compartir articulo
infobae

Brasilia, 24 abr (EFE).- El Gobierno de Brasil aplaudió este miércoles el reconocimiento por parte del presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, de la responsabilidad de su país por los siglos de esclavitud, pero reclamó acciones "concretas" que acompañen sus palabras.

"Esa declaración necesita venir seguida de acciones concretas, como el propio presidente parece estar comprometiéndose a hacer", señaló la ministra de Igualdad Racial de Brasil, Anielle Franco, en un video compartido con los medios de comunicación.

Franco aseguró que las palabras de Rebelo de Sousa son "importantes y contundentes", así como "fruto de siglos de reclamos por parte de la población negra".

Al mismo tiempo, dijo que su Ministerio, creado el año pasado por el presidente Luiz Inácio Lula da Silva, ya está en contacto con el Gobierno portugués para "dialogar sobre cómo pensar esas acciones".

El mandatario portugués afirmó el martes ante periodistas extranjeros que su país asume "la responsabilidad total" por la esclavitud y que había que "pagar por los costos" de los crímenes perpetrados durante la colonización.

"¿Existen acciones que no fueron castigadas y responsables que no fueron presos? ¿Existen bienes que fueron saqueados y no fueron devueltos? Vamos a ver cómo podemos arreglar eso", señaló Rebelo de Sousa, en declaraciones recogidas por el diario británico The Guardian.

Brasil fue el país americano que más esclavos recibió: alrededor de cuatro millones entre los siglos XVI y XIX, más de un tercio del comercio negrero mundial, según el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística.

El país, que se independizó de Portugal en 1822, prohibió el tráfico en 1850 presionado por el Reino Unido, y abolió definitivamente la esclavitud en 1888, siendo la última nación del continente en hacerlo.

Sin embargo, los afrodescendientes, que hoy son el 56 % de la población, aún presentan tasas de pobreza el doble de altas que las de la población blanca, según datos oficiales.