China denuncia "interferencia flagrante" de EEUU y Japón en sus asuntos con su mentalidad de guerra fría

Compartir
Compartir articulo
infobae

China ha acusado a Estados Unidos y Japón de "interferir flagrantemente" en sus asuntos internos y "violar las normas básicas en las relaciones internacionales" con difamaciones en su contra, relacionadas con "la cuestión de Taiwán, cuestiones marítimas y la política sobre armas nucleares" entre otros temas. "EEUU y Japón, con su mentalidad de guerra fría y su política de pequeños grupos, han difamado a China en la cuestión de Taiwán, las cuestiones marítimas y la política sobre armas nucleares, interferido groseramente en los asuntos internos de China y violado las normas básicas de las relaciones internacionales", ha expresado la Embajada china en Estados Unidos en un comunicado, en el que han declarado que "China deplora y se opone a tales maniobras". En lo que a Taiwán respecta, la nota subraya que se trata del "asunto más importante y delicado en las relaciones entre China y Estados Unidos" y defiende que "es un asunto puramente interno de China" que "no admite injerencias externas". "Instamos a Estados Unidos a que se adhiera al principio de 'Una sola China' y a las disposiciones de los tres comunicados conjuntos chino-estadounidenses, a que gestione prudente y adecuadamente las cuestiones relacionadas con Taiwán y a que convierta en acciones concretas el compromiso del presidente Biden de no apoyar la independencia de Taiwán", han demando las autoridades chinas. CHINA PIDE A EEUU QUE "DEJE DE PROVOCAR PROBLEMAS" Por otro lado, desde la Embajada han defendido que "las actividades de China en el mar de China Oriental y el mar de China Meridional se ajustan plenamente al derecho Internacional y no tienen nada de malo". Así, han argumentado que "China está dispuesta a seguir tratando adecuadamente las cuestiones marítimas con las partes implicadas mediante el diálogo y la consulta y a defender conjuntamente la paz y la estabilidad en el mar de la China Meridional", instando a Estados Unidos a "respetar los esfuerzos realizados por los países de la región para desarrollar normas mediante negociaciones y mantener la paz y la estabilidad" en la zona. En este sentido, China ha solicitado a "la parte estadounidense debe dejar de provocar problemas y enfrentamientos en el mar de la China Meridional" y ha recalcado el país "sigue una política de "no ser el primero en utilizar las armas nucleares" y que no participará "en ninguna forma de carrera armamentística". No obstante, China ha garantizado que "defenderá resueltamente su soberanía, seguridad e intereses de desarrollo" y ha hecho un llamamiento a las autoridades estadounidenses y japonesas para "se adapten a la tendencia de los tiempos, abandonen la mentalidad de la guerra fría, dejen inmediatamente de interferir en los asuntos internos de China, dejen de formar camarillas antichinas y dejen de socavar la paz y la estabilidad regionales".