El comisario jefe de Met cree que hay que tratar violencia contra la mujer como terrorismo

Compartir
Compartir articulo

Londres, 5 mar (EFE).- El comisario jefe de la Policía Metropolitana de Londres (Met, en inglés), Mark Rowley, consideró este martes que la violencia ejercida contra mujeres y niñas debería ser tratada en el Reino Unido igual que se aborda el terrorismo.

Durante la celebración de una junta directiva policial en Londres, Rowley, que ocupa el máximo cargo dentro de la Met, opinó que combatir la violencia perpetrada contra mujeres y niñas tendría que recibir el mismo nivel de financiación que las luchas contra el terrorismo o el crimen organizado.

Según explicó el comisario, en este país hay cientos de miles de hombres que representan una amenaza para las mujeres y las niñas y consideró que la magnitud de este problema implica que ha de ser abordado como "una amenaza contra la seguridad nacional".

"El objetivo a nivel nacional debería ser tratarlo como amenaza contra la seguridad nacional, como tratamos el crimen organizado, como tratamos el terrorismo", dijo Rowley.

Según cifras oficiales extraídas de la 'Crime Survey' para Inglaterra y Gales -que realiza un estudio de víctimas de crimen en nombre de la Oficina Nacional de Estadísticas-, unas 800.000 mujeres han sido agredidas sexualmente en un año a nivel nacional mientras que 34.000 hombres han sido acusados de ese tipo de violencia solo en Londres.

Otros datos separados de la Agencia del Crimen nacional apuntan a que 750.000 hombres son una amenaza sexual para los niños.

"Estamos intentando construir las capacidades para poder reaccionar mejor ante los crímenes que se denuncian y actuar de manera proactiva en espacios públicos para proteger a mujeres y niños de agresores peligrosos", señaló Rowley.

Según el comisario jefe de la Met, se están realizando progresos "siendo inteligentes y mejor organizados" aunque es necesario "el apoyo de futuros gobiernos.

El comisario jefe de la Met afronta preguntas de la junta a raíz de la divulgación la pasada semana de la primera parte de la investigación sobre el secuestro, violación y asesinato de la británica Sarah Everad en 2021 a manos de un agente de la policía, después de que el informe hallara que el agresor era un depredador sexual que jamás debería haber ejercicio para el cuerpo.

Por su parte, el alcalde de Londres, Sadiq Khan, afirmó hoy en esa misma reunión que ese informe supone "uno de los recuentos más aplastantes de fracaso en la historia de la policía británica".

"Saber que un agente de la policía albergó la capacidad para cometer una violencia tan sádica todavía persigue a nuestra ciudad", lamentó el político laborista. EFE

prc/vg/jac