EE.UU. aprueba la posible venta de un sistema avanzado de datos militares a Taiwán

Compartir
Compartir articulo

Taipéi, 22 feb (EFE).- El Departamento de Estado de Estados Unidos aprobó la posible venta de un sistema avanzado de datos militares a Taiwán, en lo que supone la primera adquisición de este tipo tras las elecciones taiwanesas del pasado 13 de enero, confirmaron este jueves fuentes oficiales de la isla.

En un comunicado, el Ministerio de Exteriores taiwanés señaló que recibió una notificación formal por parte del Gobierno estadounidense acerca de la posible venta del sistema Link-16 a Taiwán por un valor estimado de 75 millones de dólares.

El Link-16 es un sistema estandarizado de comunicaciones empleado por las Fuerzas Armadas de Estados Unidos y de otros países para transmitir e intercambiar datos tácticos en tiempo real, mediante el uso de enlaces entre los participantes de la misma red de comunicaciones.

En Washington, la Agencia de Cooperación para la Seguridad de la Defensa (DSCA) aseguró en un comunicado que la venta de este equipo contribuirá a fortalecer las capacidades de Taiwán al “enfrentar amenazas actuales y futuras”, al tiempo que mejorará las comunicaciones y la seguridad de su red.

En este sentido, el Ministerio de Exteriores de la isla expresó su agradecimiento al Ejecutivo estadounidense por “continuar implementando sus compromisos de seguridad con Taiwán”.

“Ante la creciente presión militar y las actividades de ‘zona gris’ de China sobre nuestro país, Taiwán continuará trabajando arduamente para mejorar sus capacidades de autodefensa y de combate asimétrico”, señaló la Cancillería taiwanesa, que también mostró su intención de “profundizar” la “estrecha asociación” existente entre Estados Unidos y Taiwán en materia de seguridad.

Esta venta de equipación militar de Estados Unidos a Taiwán, la decimotercera bajo la administración del presidente estadounidense, Joe Biden, es la primera en anunciarse tras las elecciones presidenciales del pasado 13 de enero en la isla, en las que resultó vencedor el candidato del oficialismo, William Lai (Lai Ching-te).

Taiwán -adonde se retiró el ejército nacionalista chino tras la derrota a manos de las tropas comunistas en la guerra civil (1927-1949)- se ha gobernado de manera autónoma desde el fin de la contienda, aunque China reclama la soberanía sobre la isla, a la que considera una provincia rebelde para cuya "reunificación" no ha descartado el uso de la fuerza.

La cuestión taiwanesa es uno de los principales puntos de fricción entre Pekín y Washington, ya que EE. UU. es el principal suministrador de armas de Taipéi y podría defender a la isla en caso de conflicto. EFE

jacb/jco/rrt