La Copa del Rey propició un retorno económico de 15,6 millones para Badalona

Compartir
Compartir articulo

Badalona (Barcelona), 31 mar. La Copa del Rey de Badalona tuvo un retorno económico estimado de 15,6 millones de euros para la ciudad catalana, según la auditoría realizada por la ACB, una parte de la cual fue presentada este viernes por el alcalde de la ciudad, Rubén Guijarro.

De esos 15,6 millones, un total de 8,9 millones fueron ingresos directos por los gastos realizados en la ciudad por los organizadores (2.352.955 euros), por los patrocinadores y proveedores (850.000 euros) y por los aficionados (5.732.884 euros), según los datos proporcionados por el ayuntamiento badalonés.

El resto, unos 6,7 millones, son los llamados "valores inducidos" fruto de la suma de los ingresos de la Hacienda Pública (2,9 millones) y el impacto publicitario en medios de comunicación (3,8 millones). Este retorno económico supone el 0,35 del PIB de Badalona y aporta un 10,56% al PIB de deportes de la ciudad.

El alcalde de Badalona, Rubén Guijarro, dijo que este impacto económico refuerza la repercusión que tuvo "la mejor Copa del Rey de la historia" y que la competición dio a la ciudad "un gran valor económico, reputacional y deportivo, así como de orgullo".

Guijarro añadió que la Copa del Rey y su repercusión a todos los niveles demuestra que Badalona "puede albergar competiciones de alto nivel y competir en las grandes ligas de grandes ciudades" que albergan este tipo de acontecimientos deportivos.

Por ello, la ciudad presentará candidatura para organizar de nuevo la Copa en el 2027.

La Copa del Rey reunió en el Palau Olímpic 74.665 aficionados, sumando los espectadores que vieron cada uno de los siete partidos de los que constó el torneo. Eso supuso una asistencia diaria al pabellón del 88,9% de su aforo total

El partido con más asistencia (11.834 aficionados) fue el de semifinales que enfrentó al equipo local, el Joventut Badalona, con el Lenovo Tenerife. La final que enfrentó al Unicaja y al Lenovo Tenerife reunió a 11.458 espectadores.

Por lo que se refiere a las audiencias televisivas, el partido más visto fue la semifinal que enfrentó al Real Madrid y al Lenovo Tenerife con 183.508 televidentes, mientras que la final tuvo una audiencia televisiva de 182.751 espectadores, según datos de la ACB.

La Copa del Rey fue vista tanto en televisión como en plataformas streaming en 152 países de cuatro continentes, con una audiencia total de 2,3 millones de espectadores y un valor publicitario equivalente (VPE) de 2,3 millones de euros.

En cuanto a la presencia de la Copa del Rey en medios de comunicación escritos (nacionales, regionales y deportivos), el torneo generó 813 noticias con una audiencia de 82,9 millones de lectores y un VPE para Badalona de 239.599 euros. Los periódicos de Málaga fueron los que mayor cobertura dieron a la Copa del Rey.

Por lo que se refiere a la Minicopa que se celebró en el pabellón de Llefià y, la final, en el Palau Olímpic, asistieron 20.601 aficionados (8.630 en la final) y supuso un valor publicitario equivalente para Badalona de 15.320 euros.