Sin acceso a los migrantes, MSF abandona región fronteriza entre Polonia y Bielorrusia

Guardar

Nuevo

Médicos Sin Fronteras (MSF) anunció el jueves su partida de la región fronteriza entre Polonia y Bielorrusia, debido al bloqueo de las organizaciones que prestan asistencia humanitaria a los migrantes y refugiados.

Polonia prorrogó a inicios de diciembre por tres meses la prohibición de acceso a la región fronteriza con Bielorrusia, impuesta en septiembre al estallar la crisis migratoria causada por la llegada de miles de migrantes.

MSF explicó en un comunicado que hace tres meses envió un equipo de emergencia para ayudar a aliviar la situación de los migrantes y refugiados que buscan ingresar a Polonia, un país de la Unión Europea, desde Bielorusia.

Pero la oenegé decidió retirar a su equipo "tras haber sido repetidamente impedida por las autoridades polacas a acceder a la zona fronteriza boscosa, donde grupos de personas sobreviven bajo temperaturas bajo cero y necesitan desesperadamente asistencia médica y humanitaria".

"Desde octubre, MSF ha solicitado en varias ocasiones el acceso a la zona restringida y a los puestos de guardia de fronteras en Polonia, pero sin éxito", explicó Frauke Ossig, coordinadora de emergencia de MSF para Polonia y Lituania.

"Sabemos que todavía hay personas que cruzan la frontera y se esconden en el bosque, que necesitan apoyo, pero a pesar de que estamos comprometidos a ayudarlas dondequiera se encuentren, no hemos sido capaces de llegar a ellas en Polonia", añadió.

apo/rjm/jg/mab/js