Nuevos iPad mini y iPad 9: tecnología de punta y más potencia

El diseño del nuevo iPad mini toma como modelo la forma del iPad Pro y del iPad Air. Foto: Franziska Gabbert/dpa
El diseño del nuevo iPad mini toma como modelo la forma del iPad Pro y del iPad Air. Foto: Franziska Gabbert/dpa

Apple ha tardado lo que parece una eternidad en renovar su iPad mini. Hace seis años hubo un gran evento de presentación para el iPad mini 4, mientras que el iPad mini 5 fue anunciado en marzo de 2019 a través de un simple comunicado de prensa: al menos con la novedad de un chip A12 y un lápiz óptico.

El iPad mini 6 es un nuevo comienzo. Apple dice adiós al diseño clásico del iPad original y en su lugar toma como modelo el aspecto anguloso del iPad Pro y del iPad Air. La tecnología incorporada también es de punta, y está presente en las cámaras, la pantalla, el chip principal y el sensor Touch ID para el desbloqueo en el botón de encendido. 

Aunque el nuevo iPad mini es casi 8 milímetros más corto que su predecesor, la pantalla de 8,3 pulgadas es 1,7 cm más amplia que la del iPad mini 5. En comparación con el iPad convencional, la pantalla cubre un espectro de colores más amplio (DCI-P3). Como el cristal fue laminado directamente sobre el panel de la pantalla, apenas hay reflejos, salvo que se exponga la pantalla directamente al sol.

Al igual que el nuevo iPhone 13, el iPad mini 6 también equipa un procesador A15 Bionic. Sin embargo, el rendimiento del sistema de chips de la pequeña tableta es ligeramente inferior al del iPhone 13 Pro. En comparación con las variantes de tabletas más grandes de Apple, el iPad mini 6 se sitúa ahora entre el iPad Air 4 y el último iPad Pro. 

Con tanta potencia, y gracias a su reducido peso y tamaño, el iPad mini 6 también presenta un formato idóneo para videojuegos móviles. Hasta ahora, el iPad Pro ha sido la tableta más popular entre los jugadores, sin embargo, para algunos juegos, sostener un dispositivo tan grande y pesado en las manos resulta agotador. El iPad más pequeño pesa solo 293 gramos, frente a los 468 y 684 gramos de los dos modelos de iPad Pro.

También hay mejoras en la calidad de las fotos y los vídeos. La cámara de la parte trasera ahora toma fotos con doce megapíxeles. De esta forma se obtienen imágenes nítidas y con una exposición equilibrada. Los colores son vivos y fuertes. Además, ahora se pueden grabar vídeos en resolución 4K a 60 fotogramas por segundo. 

Si bien la nitidez y los colores son destacables, el iPad mini 6 no se acerca a la calidad de los modelos actuales de iPhone. Al fin y al cabo, el pequeño iPad solo tiene una cámara gran angular, y no las dos o tres lentes del iPhone 13 Pro. 

La diferencia también se nota en la rapidez con la que la cámara del pequeño iPad reacciona a los cambios de luminosidad o reenfoca tras un movimiento de cámara. La cámara frontal es notablemente mejor que la de la mayoría de los Mac y es compatible con el modo "Centre Stage", en el que la cámara sigue los movimientos del usuario. 

Al igual que el iPad Air 4 y el iPad Pro a partir del modelo de 2018, el iPad mini 6 utiliza el Apple Pencil 2, que se adhiere magnéticamente al iPad con un lado aplanado y, por tanto, también se carga de forma inalámbrica por inducción.

Los usuarios profesionales también se alegrarán de que el iPad mini 6 cuente ahora con una toma USB-C, que se puede utilizar para conectar chips de cámaras, memorias USB o discos duros, así como también un teclado o un monitor externos.

Paralelamente al iPad mini 6, Apple ha presentado la novena edición del clásico iPad, con el mismo diseño y conector Lightning. No obstante, el iPad 9 es menos aburrido de lo que se temía. Equipado con un procesador A13 Bionic, el iPad 9 obtiene tanta potencia en comparación con el modelo anterior que incluso las aplicaciones más exigentes suelen funcionar bien. El iPad 9 también se beneficia de las mejoras en la cámara frontal, incluso el modo "Centre Stage" funciona bien.

Sin embargo, hay que hacer concesiones en lo que respecta a las conexiones WLAN. El iPad 9 utiliza el obsoleto estándar WiFi 5, mientras que el iPad mini ya es compatible con WiFi 6 con dos flujos en un router adecuado (MIMO - Multiple-Input, Multiple-Output). El mini también es mejor en las comunicaciones móviles, ya que incorpora tecnología 5G. El iPad clásico, en cambio, solo es compatible con LTE.

A diferencia del iPhone, Apple suministra los dos modelos de iPad con una decente fuente de alimentación de 20 vatios (USB-C). Los dispositivos no cuentan con una función de carga rápida real. En cuanto a duración de la batería, el iPad clásico supera al iPad mini 6 con una hora más de autonomía. 

El iPad mini está disponible en cuatro colores: gris espacial, rosado, violeta y el claro "Blanco estrella". El iPad 9 se suministra en gris espacial y plateado, el dorado ya no está disponible. 

El iPad mini está disponible con 64 o 256 GB de capacidad de almacenamiento. En el caso del iPad 9, Apple se ha plegado a los deseos de muchos clientes y ha aumentado el almacenamiento del modelo básico de 32 a 64 GB. El modelo con más capacidad cuenta ahora con 256 GB. Ambos modelos se suministran en versión WiFi y WiFi+LTE/5G.

dpa