Ha llegado Windows 11, con esquinas redondeadas y nuevas funciones

HANDOUT - El logo de Windows 11 con un fondo de pantalla renovado. Foto: Microsoft/dpa - ATENCIÓN: Sólo para uso editorial con el texto adjunto y mencionando el crédito completo
HANDOUT - El logo de Windows 11 con un fondo de pantalla renovado. Foto: Microsoft/dpa - ATENCIÓN: Sólo para uso editorial con el texto adjunto y mencionando el crédito completo

Seis años después del lanzamiento de Windows 10, Microsoft acaba de presentar su nuevo Windows 11. Este llega con cambios en el apartado visual y muchos otros añadidos que inauguran un nuevo capítulo en la historia del sistema operativo.

En cuanto al diseño, Microsoft se ha despedido de los antaño polémicos mosaicos, y el nuevo menú de Inicio se abre en el centro a través de un botón de Inicio que también se ha trasladado al centro de la barra de tareas. 

En las ventanas, de diseño más moderno y suave, destacan, ante todo, las esquinas redondeadas. El gestor de archivos del Explorer se ha reducido y los ajustes se han mejorado. Además, el sistema se anuncia con nuevos sonidos, símbolos y fondos de pantalla.

Las nuevas características incluyen widgets, es decir, ventanas con noticias, el pronóstico del tiempo y demás información. El nuevo modo "Focus Sessions" para trabajar sin distracciones, que se puede activar en la aplicación Reloj, aún no estaba disponible en Windows 10. También se introducen los escritorios virtuales, con los que se pueden crear diferentes entornos de trabajo y de ocio incluso con un solo monitor y hasta con diferentes fondos.

"Snap Layouts" es una nueva función de agrupación que pretende facilitar el manejo de muchas ventanas y programas aprovechando al máximo el área de visualización. En cuanto se hace clic en el icono de maximización situado en la parte superior derecha de una ventana, aparecen sugerencias con distintos diseños. Una vez decidido el diseño y distribuidas todas las ventanas en la pantalla, se crea un grupo de instantáneas que se puede minimizar y maximizar a gusto.

La opción de buscar aplicaciones de Android en la renovada Microsoft Store, descargarlas a través de la Amazon App Store y utilizarlas en Windows 11 fue anunciada para más adelante. En cuanto a la integración de software, Microsoft planea, entre otras cosas, integrar en Windows 11 el Game Pass de suscripción a Xbox y las herramientas de Teams.

La actualización a Windows 11 está disponible para todos aquellos ordenadores que cumplan los requisitos técnicos y tengan instalada la última versión de Windows 10. Esto no sucederá, sin embargo, de forma inmediata. La actualización se distribuirá gradualmente, lo que puede llevar semanas, si no meses. Los usuarios impacientes también pueden comprobar manualmente de vez en cuando si Windows 11 ya está disponible en "Configuración/Windows Update/Búsqueda de actualizaciones".

El cambio de Windows 10 a Windows 11 es gratuito. Solo aquellos que compren un ordenador nuevo con Windows 11 pagan una determinada cantidad del precio de compra por la licencia. Y cualquiera que compre un ordenador nuevo sin sistema operativo y desee instalar Windows 11 debe, por supuesto, adquirir una licencia.

Los programas más antiguos de Windows funcionarán sin problemas. Microsoft aseguró que se atendrá al "principio central de diseño de la compatibilidad de las aplicaciones". En resumen: lo que funcionaba en Windows 10, 8 o 7, también funcionará en Windows 11.

Microsoft ha establecido unos requisitos técnicos mínimos que debe cumplir un sistema para poder instalar Windows 11, de lo contrario el asistente de configuración abortará la instalación. En comparación con Windows 10, los requisitos han aumentado considerablemente. 

En particular, se requiere un procesador comparativamente nuevo. Microsoft advirtió que, quien quiera instalar y configurar la versión Home o estándar de Windows 11, solo puede hacerlo iniciando sesión con una cuenta de Microsoft. Sin una cuenta, oficialmente solo es posible en la versión Pro.

Con ayuda del programa de Windows "PC Health Check", que aún está en fase de prueba, se puede comprobar si un ordenador cumple los criterios de Microsoft antes de iniciar la instalación. También se puede utilizar simplemente el programa gratuito "WhyNotWin11", que muestra muy claramente si una actualización no es posible y por qué.

Windows 11 no se instala automáticamente, de manera que los usuarios que quieran seguir utilizando Windows 10, pueden hacerlo. Sin embargo, en algún momento el soporte para Windows 10 también expirará: según el calendario actual, en octubre de 2025. 

El uso más allá de esta fecha se convertiría en un riesgo incalculable, ya que entonces Microsoft dejaría de proporcionar actualizaciones de seguridad, al menos no de forma gratuita para los clientes particulares.

Varias marcas han anunciado nuevos dispositivos con Windows 11 para el transcurso de este año. Lenovo anticipó el portátil de 14 pulgadas Yoga Slim 7 Carbon de 1,1 kilos con pantalla OLED para noviembre. Y el Zenbook 14X OLED de Asus con pantalla 16:10 HDR también tiene prevista su salida al mercado en 2021.

Sin embargo, el primer ordenador con Windows 11 que se puede comprar proviene, por supuesto, de la propia Microsoft. Se trata de la nueva tableta Surface Go 3, que fue lanzada junto con el nuevo sistema operativo el 5 de octubre. La versión más sofisticada Surface 8 Pro le seguirá en el mismo mes.

Y para principios de 2022, Microsoft ha anunciado el Surface Laptop Studio flexible con Windows 11: su pantalla táctil de 14,4 pulgadas está unida a una bisagra especial para que el dispositivo pueda plegarse en modo portátil, presentación y tableta.

dpa