En su casa Estados Unidos derrotó a México 1 a 0

USA festejó en el estadio Allegiant Stadium por la final del torneo. El local hizo el único gol del partido a los 71 minutos del segundo tiempo, por medio de Miles Robinson. Después de recibir un pase de Kellyn Acosta, el defensor conectó un cabezazo imposible para el arquero.

Paul Arriola estrelló un disparo en el palo a los 25 minutos del primer tiempo y ahogó el grito de gol de toda su hinchada.

La figura del encuentro fue Miles Robinson. El defensor de Estados Unidos fue importante debido a que convirtió 1 gol y despejó 9 pelotas peligrosas.

Otro de los futbolistas clave en el estadio Allegiant Stadium fue Rogelio Funes Mori. El delantero de México pateó 7 veces al arco ante Estados Unidos y dio 27 pases correctos.

Fue un partido lleno de infracciones, con una alta dosis de juego brusco y cargado de interrupciones. Hubo varios amonestados: Héctor Herrera, Kellyn Acosta, Jesús Gallardo y Edson Álvarez.

El entrenador de USA, Gregg Berhalter, dispuso en campo una formación 4-3-3 con Matt Turner en el arco; Reggie Cannon, James Sands, Miles Robinson y George Bello en la línea defensiva; Eryk Williamson, Kellyn Acosta y Sebastián Lletget en el medio; y Paul Arriola, Gyasi Zardes y Matthew Hoppe en el ataque.

Por su parte, los conducidos por Gerardo Martino se plantaron con una estrategia 4-3-3 con Alfredo Talavera bajo los tres palos; Luis Rodríguez, Néstor Araujo, Héctor Moreno y Jesús Gallardo en defensa; Jonathan Dos Santos, Edson Álvarez y Héctor Herrera en la mitad de cancha; y Jesús Corona, Rogelio Funes Mori y Orbelí­n Pineda en la delantera.

El árbitro designado para el encuentro fue Héctor Martínez Sorto.