Sifan Hassan y el desafío loco de un triplete histórico

La neerlandesa Sifan Hassan puede ser una de las sensaciones del atletismo de los Juegos Olímpicos de Tokio si triunfa en su reto de lograr un triple oro olímpico en 1.500, 5.000 y 10.000 metros.

Por el momento, el primer paso lo dio el viernes, clasificándose sin problemas para la final de los 5.000 metros, en su primera salida a la pista del estadio Olímpico de la capital nipona.

La fondista nacida hace 28 años en Etiopía se convirtió en el Mundial de Doha-2019 en la primera atleta en conseguir un doblete 1.500-10.000 metros, aunque en ese evento sus logros en la pista tuvieron que compartir titulares con la noticia de la suspensión de su entrenador cubano-estadounidense Alberto Salazar por cuatro años por dopaje.

"El momento más duro y con más presión de mi vida fue Doha y lo controlé", afirmó Hassan a principios de este mes. "Tokio no será tan duro", vaticinó entonces.

Tras sus títulos en Catar se enfrentó a toda sospecha de duda y defendió que ella es una atleta limpia.

"Si quieren ponerme a prueba, pueden hacerlo todos los días. Todos los días", dijo Hassan. "Creo en el deporte limpio, siempre estoy limpio, siempre estaré limpio. "Creo en el Proyecto Oregón (ya disuelto por Nike). He visto a Alberto. Ha trabajado muy duro y eso es lo que sé", afirmó.

Hassan desafió incluso a los escépticos eligiendo a Tim Rowberry, exasistente de Alberto Salazar, como su entrenador.

"Hace tres años tomé la decisión de ir a Estados Unidos", explicó en 2020, después de elegir a Rowberry. "Tengo ahora una situación familiar en la que me siento en casa. He considerado varias opciones y he conocido a nueva gente, pero creo que mi actual forma de entrenamiento es la manera más exitosa de prepararme para los Juegos Olímpicos de Tokio", afirmó.

Sifan Hassan ha demostrado su capacidad para adaptarse desde que salió de Etiopía en 2008, con 16 años, y encontró refugio en Países Bajos.

"Desde que llegué (a Holanda) hace siete años, no he tenido contacto con el pueblo etíope. He tenido más contacto con el pueblo holandés", dijo Hassan a spikes.worldathletics en 2015. "Me siento más holandesa porque tengo más contacto", subrayó.

- El ejemplo de los más grandes -

Hassan no se ha desvinculado por completo de todo lo relacionado con Etiopía. Cuenta con Abebe Bikila, que ganó el oro olímpico en 1960 corriendo descalzo, entre sus tres héroes deportivos.

Sin embargo, es la máxima de la leyenda del boxeo Mohamed Ali el que dicta su régimen de entrenamiento intensivo.

"Solo empiezo a contar (las sentadillas) cuando empiezan a doler, porque son las únicas que cuentan. Eso es lo que te convierte en campeona", señala.

Sifan Hassan tiene como ejemplo a seguir en Tokio a la 'Locomotora Checa' Emile Zapotek, que ganó los oros en 5.000, 10.000 y en su caso en maratón en los Juegos de Helsinki-1952.

Sus grandes ambiciones en estos Juegos hacen que tenga una agenda muy exigente, especialmente el 2 de agosto.

Ese día tiene previsto correr las series de 1.500 metros y en la sesión de noche tendrá la final de 5.000 metros.

La fuerza mental se presenta por lo tanto clave para su éxito.

"Si pudieras entrar mi mente, pensarías que estoy loca", dijo sobre su triple desafío olímpico.

El mundo verá muy pronto si hay lógica en su locura.

pi/dr/psr