Europa avanza en la carrera por el hidrógeno y crece la cartera de proyectos globales

FOTO DE ARCHIVO: El nuevo autobús de hidrógeno Febus en Pau, Francia, el 14 de enero de 2020. REUTERS/Regis Duvignau
FOTO DE ARCHIVO: El nuevo autobús de hidrógeno Febus en Pau, Francia, el 14 de enero de 2020. REUTERS/Regis Duvignau

Por Kate Abnett

BRUSELAS, 17 feb (Reuters) - La mayoría de los proyectos de hidrógeno previstos en el mundo y la mayor parte de las inversiones relacionadas con él en esta década se esperan en Europa, según una publicación de la industria publicada el miércoles, en un momento en el que el continente se apresura a aumentar el uso de este combustible bajo en carbono para cumplir con los objetivos climáticos.

La Unión Europea ha hecho del hidrógeno un pilar fundamental en su objetivo de eliminar sus emisiones de gases de efecto invernadero para 2050, con planes para instalar en esta década 40GW de electrolizadores, equipos que producen hidrógeno sin emisiones utilizando agua y energía renovable.

La UE cuenta actualmente con menos de 0,1GW de electrolizadores, y apuesta por una rápida ampliación para descarbonizar la siderurgia, el transporte pesado y la industria química, que ya utiliza hidrógeno producido a partir de combustibles fósiles.

De los 228 proyectos de hidrógeno anunciados en todo el mundo, el 55% de ellos (126 proyectos) se encuentran en Europa, según el grupo empresarial Hydrogen Council, en su primer recuento de la cartera de proyectos mundiales, realizado con la consultora McKinsey.

La mayoría de ellos se pondrán en marcha esta década y se centrarán en el hidrógeno renovable o en el hidrógeno basado en combustibles fósiles con tecnología para capturar las emisiones resultantes.

Si todos los proyectos previstos se llevaran a cabo, la publicación señala que las inversiones mundiales superarían los 300.000 millones de dólares en esta década —alrededor del 1,4% del total de las inversiones en el sector energético— y que Europa aportaría alrededor del 45% del total. La mayor parte de esa financiación aún no está asegurada.

(Información de Kate Abnett en Bruselas; editado por Matthew Lewis, traducido por Michael Susin en la redacción de Gdansk)