UE: 1ras vacunas contra COVID-19 podrían llegar en Navidad

BRUSELAS (AP) — Las primeras vacunas contra el coronavirus en la Unión Europea podrían administrarse en Navidad, dijo la presidenta de la Comisión Europea el miércoles, advirtiendo a los países socios que deben preparar urgentemente sus cadenas logísticas para el envío de cientos de millones de dosis.

Afirmando que “por fin hay luz al final del túnel”, Ursula von der Leyen dijo a legisladores comunitarios que “es posible que los primeros ciudadanos europeos puedan estar ya vacunados antes de que termine diciembre”.

La Comisión, el órgano ejecutivo de la UE, tiene acuerdos con seis posibles proveedores de vacunas y está trabajando en un séptimo. Éstos le permiten adquirir más de 800 millones de dosis, algo menos del doble de la población del bloque, que ronda los 460 millones de personas.

Bruselas anunció el martes que firmará un contrato para hacerse con hasta 160 millones de dosis de la vacuna experimental desarrollada por Moderna, que según la farmacéutica tiene una efectividad del 94,5% según sus datos preliminares.

Pero von der Leyen señaló que aunque las vacunas son importantes, “lo que cuenta son las vacunaciones”.

“Los estados miembro deben prepararse ahora. Estamos hablando de millones de jeringas, estamos hablando de cadenas de frío, estamos hablando de organizar centros de vacunación, estados hablando de personal capacitado para ellos (...) Todo esto tiene que estar preparado", advirtió.

Sin embargo, Von der Leyen instó a la población a seguir respetando las restricciones, aunque las medidas afecten negativamente a las empresas, causen más daños a unas economías ya devastadas por la pandemia y dejen a los ciudadanos con problemas sociales y mentales.

“Con casi 3.000 muertos al día, el COVID-19 fue la principal causa de muerte en la UE la semana pasada. Los hospitales siguen bajo presión y en algunas regiones algunas unidades de cuidados intensivos están saturadas", agregó.

“Debemos aprender del verano y no repetir los mismos errores. Relajarse demasiado es un riesgo para una tercera ola después de las navidades”, advirtió apuntando que “esta Navidad será diferente y sí, será más tranquila”.