Pompeo celebra acuerdo en Karabaj pero pide solución "duradera"

El jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, celebró el martes el alto el fuego alcanzado en Nagorno Karabaj entre Armenia y Azerbaiyán pero instó a retomar las discusiones "lo antes posible" para lograr una solución política "duradera".

"Desde el inicio de las recientes hostilidades, Estados Unidos pidió poner fin a la violencia y condenó la escalada militar que provocó numerosas muertes, incluido entre los civiles", dijo el secretario de Estado en un comunicado, tras llegar por la tarde a Tiflis, en Georgia.

"Acabar con los recientes combates es solo una primera etapa hacia una solución pacífica negociada en el conflicto de Nagorno Karabaj", añadió.

"Exhortamos a todas las partes a retomar las discusiones lo antes posible" con Rusia, Francia y Estados Unidos, mediadores en el grupo de Minsk, "para buscar una solución política duradera y viable" sin recurrir a la fuerza y respetando la integridad territorial y el derecho de autodeterminación.

El miércoles está prevista una reunión de los tres países copresidentes del grupo de Minsk en Moscú.

El alto el fuego fue firmado el 9 de noviembre bajo los auspicios de Rusia. Este pacto, muy mal recibido en el lado armenio, señala el rol determinante de Moscú en su territorio caucásico, así como una influencia creciente en la región de Turquía, apoyo de Bakú, y de los occidentales, en declive.

Tras haber armado y apoyado a Azerbaiyán frente a Armenia, Turquía se unirá a las operaciones de mantenimiento de la paz rusas, aunque todavía queda por definir su rol, que deberá negociarse con Moscú.

Un alto responsable estadounidense que viaja con Mike Pompeo había subrayado el lunes que todavía quedaban "muchas cuestiones que requieren precisiones por parte de los rusos, sobre los parámetros de este acuerdo, y especialmente el rol de los turcos".

Una preocupación expresada igualmente el martes por el ministro francés de Relaciones Exteriores, Jean-Yves Le Drian, que lo discutió la víspera con Pompeo en París.

Además, Washington anunció el martes un apoyo humanitario de cinco millones de dólares para apoyar las operaciones del Comité Internacional de la Cruz Roja y de otras organización para ayudar a las personas afectadas por los combates.

fff/pop/lpt/bc/mb