Sin deportes, EE.UU. se concentra en elecciones

WASHINGTON (AP) — Justo después de depositar su voto en el recinto donde juegan los Wizards de la NBA y los Capitals del hockey sobre hielo, Mary Pittman salió por una de las grandes puertas de cristal del inmueble. La jubilada de 77 años avanzaba con ayuda de una andadera ortopédica, en la que había colocado una gorra con el diseño de la bandera estadounidense.

La prenda tenía algo más: los autógrafos del equipo de basquetbol, escritos recién con tinta negra.

“No había fila”, dijo Pittman sobre la experiencia de votar en la arena deportiva. “No hubo espera, ni confusión ni molestias”.

En esta época, los deportistas abrazan el activismo como nunca antes. Han hecho caso omiso a la exigencia que le hizo hace dos años una periodista de televisión a LeBron James: “Cállate y dribla”.

Y un símbolo de esa mayor participación estuvo en el uso de arenas y estadios como centros para sufragar y registrar a los votantes.

Los campos de juego del país fueron alguna vez zonas apolíticas. Colin Kaepernick, quien casualmente cumplió 33 años el martes, es ahora un ex quarterback de la NFL, en buena medida por su decisión de arrodillarse durante la interpretación del himno nacional para protestar contra el racismo y los abusos policiales.

En 2020, el ámbito deportivo se ha convertido en terreno fértil para todo tipo de pronunciamientos.

“Los deportistas, como todos los demás, tienen el derecho de dar su opinión”, dijo Pittman. “Pero yo no tengo que estar de acuerdo con ésta”.

Ish Smith, el base de los Wizards, firmó la gorra de Pittman, y se mostró de acuerdo con ella.

“Respeto y elogio la forma en la que hemos... sido capaces de hablar sobre ciertas cosas que en el pasado eran incómodas. Esto habla mucho de lo lejos que hemos avanzado como deportistas. Y vamos a seguir creciendo y evolucionando”, manifestó Smith. “En el deporte y en la política, la gente suele mantenerse de un solo lado. Ahora, las personas se están interconectando”.

De hecho, esa intersección nunca habría sido tan amplia. Se manifestó en los mensajes que hubo en las canchas y las camisetas durante la temporada de la NBA. O en la decisión de varios basquetbolistas que decidieron no jugar en protesta contra la inequidad racial. O en el hecho de que ese ejemplo haya encontrado eco, lo mismo en el tenis que en el hockey sobre hielo. O en el despliegue de un listón negro por parte de los Nacionales de Washington y los Yanquis de Nueva York, antes de que todos los peloteros se arrodillaran en el primer juego de la campaña de las Grandes Ligas.

“Cuando yo jugaba, los jugadores y entrenadores jamás... o quizá no jamás pero sí rara vez respondían preguntas sobre política y elecciones, dijo Steve Kerr, entrenador de los Warriors de Golden State. ”Pero los tiempos son diferentes. Nuestro país está en una época turbulenta, y todos desempeñan un papel".

El martes, en tanto, fue un raro día sin deportes en Estados Unidos.

No hubo competiciones, ni prácticas. Nada, salvo por algunas operaciones más bien de rutina antes de que venciera el plazo de canjes en la NFL.

Parte de ello obedeció a la pandemia de coronavirus. Las temporadas de 2020-21 en la NBA y la NHL deberían haber comenzado ya, pero el hecho de que las campañas anteriores concluyeron con demora ha trastocado los calendarios habituales.

Pero otra parte se relacionó con la jornada electoral.

La NFL y la MLS ordenaron que todos se tomaran el día. De forma similar la NCAA prohibió que los equipos colegiales de las divisiones superiores realizaran partidos o entrenamientos.

Sin embargo, fue perceptible la influencia del deporte.

Los deportistas pueden “alentar a la gente para que se escuche y se una en vez de dividirse”, consideró Brian Flores, el entrenador de los Dolphins de Miami, de ascendencia hondureña. “Pienso que eso es importante para muchos jugadores. Pienso que ellos quieren lo mejor para este mundo”.

Hubo iniciativas apartidistas para fomentar el voto, respaldadas por jugadores, equipos y ligas, incluido LeBron James, el superastro de los Lakers de Los Ángeles, quien formó el grupo “More than a Vote” poco después de que la policía mató a George Floyd en Minneapolis y a Breona Taylor en Louisville.

Varios deportistas actuales y retirados manifestaron su apoyo a algún candidato, partido o causa. El exgolfista Jack Nicklaus y el exjugador de la NFL Brett Favre mostraron su preferencia por el presidente Donald Trump, mediante Twitter. En apoyo del exvicepresidente Joe Biden, pronunció un discurso Doc Rivers, entrenador de los 76ers de Filadelfia, mientras que Michelle Kwan, expatinadora olímpica, hizo llamadas telefónicas en favor del mismo candidato.

En agosto, Stephen Curry, dos veces Jugador Más Valioso de la NBA, apareció con su esposa Ayesha y con sus dos hijas en un video que respaldaba a Biden, durante la Convención Nacional Demócrata.

Te Recomendamos