Exjefe de mexicana Pemex ligado a escándalo Odebrecht sale en libertad condicional

Emilio Lozoya, el exdirector de la estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) que será enjuiciado por presunta participación en la red de corrupción de la constructora brasileña Odebrecht, salió este sábado en libertad condicional de un hospital en el que estaba recluido.

Una fuente federal vinculada al caso, que pidió no ser identificada,  informó que el exfuncionario "salió del hospital en las primeras horas" de sábado luego de que se le colocara un brazalete electrónico que permitirá vigilar sus movimientos.

Lozoya, de 45 años, fue un cercano colaborador del expresidente Enrique Peña Nieto (2012-2018). El pasado 17 de julio fue exraditado a México desde España y aún no ingresó a ninguna cárcel debido a un  cuadro anémico que obligó a hospitalizarlo.

El martes y miércoles pasados, Lozoya participó vía videoconferencia en dos audiencias en las que la justicia encontró que hay elementos suficiente para procesarlo por presuntamente haber recibido más de 10 millones de dólares en sobornos de Odebrecht a cambio de la concesión de contratos futuros.

Lozoya se le benefició con libertad condicional y quedó bajo medidas cautelares que incluyen la prohibición de salir de Ciudad de México y del país, además de usar un localizador electrónico.

Cada 15 días deberá acudir a firmar por su presencia a un juzgado de una prisión en el norte de Ciudad de México.

Al ser cercano a Peña Nieto, Lozoya es considerado fundamental para determinar si con esos sobornos se financió en 2012 la campaña del exmandatario en las elecciones que lo llevaron a la presidencia. Es el primer exfuncionario mexicano en ser enjuiciado por este escándalo de la trama de sobornos tejida por Odebrecth en América Latina.

Lozoya también será sometido a proceso en el caso de la compra por parte de Pemex, entre 2013 y 2015, de una planta de fertilizantes por 485 millones de dólares, un costo considerado excesivo porque la instalación estuvo inactiva durante 14 años.

En ese sentido, Lozoya es acusado de recibir de la firma propietaria de esa planta de fertilizantes, previo a la venta, un pago de 3 millones de dólares con los que habría adquirido una lujosa vivienda en la capital.

Capturado en febrero pasado en España, el exfuncionario aceptó voluntariamente la extradición y ha ofrecido colaborar con la justicia proporcionando nombres y detalles de otros exfuncionarios que habrían participado en delitos mayores.

Esto se denomina "criterio de oportunidad", figura mediante la cual la Fiscalía declina enjuiciar a un acusado pues hacerlo reportaría pocos beneficios o porque el imputado puede ofrecer información sobre delitos más graves para aliviar su pena.

sem/llu

MAS NOTICIAS