NUEVA YORK (AP) — Las cifras de casos y de fallecimientos por el coronavirus volvieron a aumentar el jueves en Nueva York, reflejo de la sombría situación en el epicentro de la enfermedad en Estados Unidos. Actualmente hay más de 37.000 casos confirmados en el estado.

Por su parte, el gobernador Andrew Cuomo ofreció un desalentador panorama de las repercusiones económicas que está teniendo la pandemia.

Las muertes y las hospitalizaciones por el coronavirus en Nueva York aumentaron pronunciadamente, indicio escalofriante de la rapidez con que la enfermedad se está propagando.

La cifra de fallecidos aumentó en 100 en un día con lo que el total asciende a 385, informó Cuomo el jueves. Añadió que expertos opinan que ese número aumentará a medida que los pacientes gravemente enfermos sucumban a la enfermedad.

“Es una situación en la que la gente simplemente empeora con el tiempo, eso es lo que estamos viendo”, señaló el gobernador.

Más de 5.300 pacientes estaban hospitalizados el jueves, 40% más respecto del día anterior. Casi 1.300 están en cuidados intensivos, un alza de 45%.

Los hospitales en la ciudad de Nueva York están abrumados por tanta gente y sufren de grave escasez de suministros como máscaras y ventiladores.

En todo el mundo, se han detectado 500.000 casos de COVID-19 y más de 22.000 muertos, de acuerdo con cifras de la Universidad Johns Hopkins.

En la mayoría de la gente, el coronavirus provoca síntomas leves o moderados que desaparecen en dos a tres semanas. En algunas personas, sobre todos los adultos mayores y las que padecen trastornos de salud subyacentes, puede provocar enfermedades más graves, como la neumonía, e incluso la muerte.

Cuomo advirtió que las repercusiones económicas del coronavirus en Nueva York serán enormes, y criticó al gobierno federal acusándolo de no incluir las pérdidas de ingresos en el paquete de rescate económico de 2,2 billones de dólares.

“La medida que tomó el Congreso, en mi opinión, simplemente no llega a cubrir las necesidades que tenemos”, declaró el mandatario regional. “Me pareció irresponsable, desatinado”.

Cuomo denunció que el coronavirus está asestando un golpe doble al estado: por un lado, implica gastos más altos y por el otro también le causa pérdidas de hasta 15.000 millones de dólares en ingresos no percibidos, debido a la gran cantidad de negocios que han tenido que cerrar y despedir a sus trabajadores. El gobernador afirmó que el estado tendrá que ajustar su presupuesto para el año fiscal que empieza el 1 de abril debido a la incertidumbre sobre cuántos ingresos habrá.

Más de 200 profesionales médicos del 531er Centro Hospitalario en Fort Campbell, Kentucky, serán despachados a Nueva York para ayudar en las salas de emergencia.

También, personal del 627mo Hospital del Ejército en Fort Carson, Colorado, y del 9no Hospital en Fort Hood, Texas, será despachado a los estados de Nueva York y Washington.

Tales dependencias militares cuentan con todos los equipos característicos de un hospital, incluyendo camas, quirófanos, salas de emergencia y farmacias. Pueden prestar servicios regulares a fin de permitir que el equipo local se enfoque en COVID-19, reveló el Ejército en un comunicado.

___

Contribuyeron a esta nota los corresponsales de Associated Press Michael Hill y Mary Esch desde Albany, Nueva York.