El paquete económico de Estados Unidos para afrontar la crisis por el nuevo coronavirus busca favorecer a los trabajadores y no incluye "un plan de rescate" para compañías como las aerolíneas, aseguró el lunes el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin.

La medidas fueron diseñadas "para el bienestar de las empresas y la ayuda a todos los trabajadores estadounidenses", dijo Mnuchin, en respuesta a críticas de los legisladores de la oposición demócrata.

En declaraciones a Fox Business, Mnuchin añadió sin embargo que hay "una disposición especial que estamos negociando para las aerolíneas", destacando que el transporte aéreo es una industria estratégica para la seguridad nacional del país.

El gobierno de Donald Trump, los republicanos y los demócratas del Congreso no pudieron ponerse de acuerdo el domingo para lograr una primera votación sobre un paquete de ayuda de hasta dos billones de dólares para apoyar a la economía estadounidense, afectada por la pandemia de COVID-19.

El texto de los republicanos "ofrece un vasto plan de rescate a las empresas, sin proteger a los empleados", deploró el líder de la minoría demócrata en el Senado Chuck Schumer, lamentando también que no contenga "más dinero para los hospitales".

Mnuchin, representante clave de la administración Trump en este proceso, defendió este lunes la propuesta.

"Mi objetivo es asegurar que las empresas y los trabajadores estadounidenses tengan la liquidez necesaria para superar este cierre", dijo, y agregó que el gobierno de Trump se centra "en todas las pequeñas empresas" que representan casi el 50% de la economía del país.

Apuntó además que el plan incluye un mecanismo de ayuda con el objetivo de que una vez que se reabra la actividad, empresas como bares, restaurantes y tiendas de ropa puedan volver a contratar personal de inmediato.

En un esfuerzo por contener la pandemia, muchas compañías han tenido que cesar su actividad.

DT/vog/cj/ad/yow