'Prematuro' hablar de alternativas al calendario del Super Rugby

Los organizadores del Super Rugby afirmaron este domingo que sería "prematuro" hablar de alternativas al calendario después de que fuera suspendida la temporada debido al coronavirus, pero que ya han empezado a trabajar para encontrar una solución.

"Es una prioridad, pero sería irrealista esperar respuestas a esas preguntas en 48 horas", afirmó el presidente de SANZAAR, Brent Impey.

El campeonato del hemisferio sur de clubes, que reúne a quince equipos en cinco países y 16 zonas horarias, se detuvo este domingo después de siete jornadas, cuando Nueva Zelanda impuso restricciones de viaje desde las cero horas del domingo, pidiendo a todos los viajeros que lleguen al país una cuarentena de catorce días.

Impey afirmó a la cadena Radio Sport que es "demasiado prematuro" hablar de otras opciones, pero que las necesidades de los equipos, patrocinadores, transmisores y otras industrias asociadas, como proveedores, limpiadores y personal de seguridad, deben ser tomadas en consideración.

"Hay que recordar a la gente que depende de contratos se corto plazo. Es su medio de vida. Esto vas al corazón de todo. Rugby es importante, Super Rugby es importante, pero la salud y la seguridad son de lejos lo más importante", dijo Impey.

Los campeones Canterbury Crusaders volvían a Nueva Zelanda desde Australia pocas horas antes de que las nuevas restricciones tomaran efecto y el técnico Scott Robertson afirmó que estaba abierto a la idea de que los jugadores fueran liberados para jugar a nivel amateur.

"Si hay una posibilidad para ellos de jugar, sin duda", dijo.

"Estamos esperando para ver qué pasa con el resto de la temporada. ¿Tendremos tres semanas o un mes sin jugar? ¿Cómo se van a mantener en forma los chicos? ¿Es algo del club de rugby, es algo interno?, no estamos seguros".

Otago Highlanders, otro de los cinco equipos neozelandeses en competición, serán víctimas de la nueva regulación.

Su partido contra los Jaguares argentinos en Buenos Aires, el sábado, fue cancelado poco antes de su inicio y tendrán que ser aislados en cuarentena durante catorce días cuando lleguen el martes a Nueva Zelanda.

cf/dh/psr

MAS NOTICIAS