EEUU: Cámara baja aprueba 8.300 millones para coronavirus

WASHINGTON (AP) — La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó el miércoles una partida de 8.300 millones de dólares para combatir el brote de coronavirus que se propaga rápidamente y amenaza con impactar profundamente a la economía y la vida cotidiana en Estados Unidos.

La rápida y abrumadora votación bipartidista fue una relativa rareza en un Washington, D.C., profundamente polarizado. Ocurrió apenas nueve días después de que el presidente Donald Trump delineó un plan de 2.500 millones de dólares que tanto simpatizantes republicanos del mandatario como sus opositores demócratas dijeron que era insuficiente.

La votación de 415-2 se dio después de que la presidenta de la cámara baja Nancy Pelosi superara un repliegue táctico por precios de garantía de las vacunas, seguido de un debate de unos cuantos minutos.

“La mayor responsabilidad del gobierno es mantener seguros a los estadounidenses”, dijo la presidenta de la Comisión de Asignaciones Presupuestarias Nita Lowey. “Esta emergencia atiende al coronavirus y toma medidas críticas para proteger al pueblo estadounidense de este brote creciente y letal”.

El Senado posiblemente apruebe el proyecto el jueves y lo envíe a la Casa Blanca para la firma de Trump. La medida se concretó en poco más de una semana, y prácticamente triplica la solicitud de Trump, impulsada por los temores de una creciente amenaza del virus.

Trump seguramente firmará la iniciativa, que cuenta con el visto bueno de los principales legisladores republicanos, como el líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, y el principal republicano en la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy.

"Este momento requiere colaboración y unidad", dijo McConnell. "Es hora de dar a nuestros expertos en salud pública y profesionales de la salud los recursos que necesitan en este momento difícil".

El acuerdo se concretó luego de que Pelosi rechazó una demanda, a la que oponían la industria farmacéutica y los republicanos, de garantizar que cualquier vacuna y tratamiento farmacológico desarrollado con investigación respaldada por el gobierno, pero fabricado por compañías farmacéuticas, se ofrezca a precios "asequibles". Pelosi optó por evitar una confrontación que habría demorado el avance de la medida por el Congreso.

En cambio, se destinarán más de 3.000 millones de dólares a la investigación y el desarrollo de vacunas, medicamentos para tratamiento, y pruebas de diagnóstico, incluyendo 300 millones de dólares para que el gobierno compre dichos medicamentos a precios "justos y razonables" para distribuirlos a quienes lo necesiten, que es el estándar que se aplicó para crisis anteriores como el brote de gripe H1N1 de 2009.

También proveerá más de 2.000 millones de dólares para ayudar a los gobiernos federal, estatales y locales a prepararse y atender la amenaza del coronavirus, incluidos 300 millones para el fondo de respuesta rápida de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Otros 1.300 millones de dólares se usarían para ayudar a combatir el virus en el extranjero.

MAS NOTICIAS