LONDRES (AP) — Centenares de partidarios de Julian Assange marcharon el sábado en Londres para presionar al gobierno británico para que no extradite al fundador de WikiLeaks a Estados Unidos para ser enjuiciado por espionaje.

Personalidades célebres como el fundador de Pink Floyd ,Roger Waters; la cantante de Pretenders, Chrissie Hynde, y la diseñadora de modas Vivienne Westwood se sumaron a la muchedumbre que protestaba contra los cargos de espionaje contra Assange. Una audiencia extraordinaria sobre el caso se celebrará en un tribunal en Londres el lunes.

La vocera de WikiLeaks Kristinn Hrafnsson dijo en una concentración en las afueras del parlamento que el proceso contra Assange representa “una fuerza oscura contra quienes quieren justicia, transparencia y la verdad”.

Fiscales federales en Estados Unidos han acusado al australiano de 48 años de espionaje por la publicación en WikiLeaks de centenares de miles de documentos confidenciales del gobierno. Si es declarado culpable, Assange pudiera ser sentenciado a hasta 175 años en prisión.

Las autoridades estadounidenses dicen que Assange conspiró con la analista de inteligencia militar Chelsea Manning para hackear una computadora del Pentágono y publicar despachos cablegráficos diplomáticos y documentos militares sobre las guerras en Irak y Afganistán.

Assange argumenta que actuaba como periodista y por tanto está protegido por la Primera Enmienda de la Constitución estadounidense. Sostiene además que publicar los documentos expuso mala conducta y protegió a muchas personas.

Grupos de libertades civiles y organizaciones periodísticas incluyendo Amnistía Internacional y Reporteros Sin Fronteras, han llamado a Estados Unidos a retirar los cargos, diciendo que los mismos sientan un pésimo precedente para la libertad de prensa.

Más de 40 juristas del Reino Unido, Estados Unidos, Francia y otros países publicaron una carta el sábado en la que le piden al gobierno británico que rechace el pedido de extradición. Acusan a Estados Unidos de extralimitación territorial al tratar de enjuiciar a un australiano residente en Gran Bretaña.

Assange está encarcelado actualmente en la prisión de Belmarsh, luego de pasar años refugiado en la embajada ecuatoriana en Londres.