Ordenan a ejército salvadoreño informar del asesinato de holandeses

El Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP) ordenó al ministerio de la Defensa de El Salvador buscar en sus archivos información sobre el periodista holandés Koos Koster y tres miembros de su equipo que fueron asesinados en 1982.

La entidad fijó un plazo de 30 días para que la cartera  recabe información en los registros de la proscrita Policía de Hacienda, sobre el destino de Kooster y sus compatriotas, acribillados a balazos el 17 de marzo de 1982.

Esta resolución se produce luego que el ministerio de la Defensa afirmó que dicha información sobre el múltiple crimen "era de caracter inexistente", lo cual se enmarca en "restricciones" al acceso a la información pública.

En ese sentido, el Instituto ordenó a la institución castrense "reunir información referente al plan de vuelos de los helicópteros" de enero a junio de 1982, especificando grado, nombre de la tripulación y tiempo de vuelo hacia y desde la Cuarta Brigada de Infantería con sede en El Paraíso, Chalatenango (norte de El Salvador).

Además, pidió revisar el libro de novedades del cuartel de El Paraíso y del batallón contrainsurgente Atonal correspondiente al período en que fueron asesinados los periodistas.

En caso de no encontrar la información requerida, el ministerio de la Defensa deberá ejecutar diligencias "encaminadas a recuperar o reconstruir la información solicitada" con personal de la época que pudieron tener acceso a los partes de guerra, señaló el IAIP.

Los periodistas holandeses Koos Jacobus Andries Koster, Jan Corenlius Kuiper Joop, Hans Lodewijk ter Laag y Johannes Jan Willemsen, murieron tras una emboscada tendida por el Ejército en el área rural del municipio de Santa Rita, Chalatenango.

El caso que provocó conmoción en la prensa internacional nunca derivó un una investigación de las autoridades salvadoreñas, hasta que, en 1993, la Comisión de la Verdad creada por la ONU para indagar sobre las atrocidades de la guerra determinó que los comunicadores murieron en una emboscada.

Según el informe de la comisión, el coronel Mario Reyes Mena, comandante de la Cuarta Brigada de Infantería en aquella época, tomó la decisión de realizar la emboscada, con el conocimiento de otros oficiales.

La guerra civil salvadoreña duró doce años y finalizó el 16 de enero de 1992 mediante la firma de acuerdos de paz gobierno-guerrilla. Dejó un saldo de más de 75.000 muertos y 7.000 desaparecidos.

cmm/llu

MAS NOTICIAS